el virus avanza en los asentamientos

Alarma: El párroco de la villa de Retiro contrajo coronavirus

Se trata de Guillermo Torre, a cargo de la parroquia Cristo Obrero, en el barrio popular con más casos de COVID-19, que este fin de semana superaban los 1.200. Había tenido síntomas de gripe, pérdida de gusto y olfato. Está aislado con síntomas leves.
Comparte

El párroco de la villa 31 de Retiro y miembro del equipo de curas villeros, Guillermo Torre, contrajo coronavirus y debió ser aislado y asistido, si bien los síntomas son leves, revelaron a VR fuentes eclesiásticas.

Torre venía desplegando una intensa labor asistencial en el barrio, el más afectado por el COVID-19 de la zona metropolitana, en el que hasta este fin de semana se detectaron más de 1.200 casos.

En los medios eclesiásticos señalaron que Torre estaba tomando todas las prevenciones, pero que -como los demás curas villeros- no quería descuidar la atención de los vecinos.

Torre sintió el sábado síntomas de gripe, perdida de gusto y olfato y, en una ocasional charla con la viceministra de Salud, Carla Vizzotti, esta le dijo que se hiciera el test.

Los curas de las villas se ocupan principalmente durante la cuarentena en proveer de decenas de miles de viandas que se preparan en los comedores comunitarios.

También se ocupan de acompañar los reclamos de los vecinos como la falta de agua potable, una carencia que afectó durante varios días a la villa de Retiro.

Además, los sacerdotes acondicionaron instalaciones de sus parroquias como hogares para ancianos, la población de mayor riesgo.

Semanas atrás los curas villeros habían reclamado una mayor presencia del Estado en los asentamientos.

Fuente: VR