Una tendencia que se acelera

Alemania: Récord de deserciones de católicos y evangélicos en 2021

La Iglesia católica perdió 360 mil fieles y la iglesias evangélicas 280 mil. En 1990 el 72 % de los alemanes pertenecía a esas confesiones, mientras que el año pasado el 51 %. Los abusos sexuales y evitar el pago del impuesto al culto entre las razones.
Comparte

Casi 360.000 personas abandonaron la Iglesia católica en Alemania en 2021, según datos presentados este lunes, una cifra récord que según la propia institución guarda relación con los escándalos de abusos de menores.
    
De acuerdo con estadísticas publicadas por la Conferencia Episcopal de Alemania, el año pasado dieron la espalda a la Iglesia 359.338 fieles, con lo que se supera el anterior récord, de 273.000, en 2019.

Los datos muestran la "profunda crisis" en que se encuentra la Iglesia, declaró al respecto el presidente de la Conferencia Episcopal, el obispo Georg Bätzing, que manifestó estar "conmocionado".

"Los escándalos que lamentamos en el interior de la Iglesia y de los que en medida significativa somos nosotros mismos responsables, se ven reflejados en la cifra de salidas," afirmó el obispo.

Según las estadísticas publicadas, en la actualidad la Iglesia católica cuenta en Alemania con 21.645.875 miembros, lo que supone un 26 % de la población total.

La Iglesia evangélica alemana publicó sus propias estadísticas en marzo, que revelaron también una cifra récord de abandonos, con 280.000 protestantes menos en 2021.

El año pasado un 51 % de los alemanes pertenecía a la Iglesia católica o a la Iglesia evangélica. En 1990 un 72 % era feligrés de una de las dos grandes Iglesias.

"Se trata de un giro histórico, ha dejado de ser lo normal pertenecer a una de las dos grandes Iglesias en Alemania", dijo uno de los autores del estudio sobre los evangélicos, Carsten Frerk.

La Iglesia evangélica, según cifras oficiales, tenía a finales del año pasado 19,7 millones de feligreses, frente a los 20,2 millones del año anterior.

"La tendencia hacia la baja se observa desde hace un tiempo, pero en los últimos seis años ha tenido una aceleración mayor de lo que muchos estiman", explicó Frerk.

Mientras que entre 2000 y 2015 las Iglesias perdieron entre el 0,6 y el 0,8 % de los miembros anualmente, a partir de 2016 la cifra se sitúa entre el 1,0 y 1,4 %.

Además de la muerte de feligreses, las Iglesias han tenido que enfrentar en los últimos años numerosas solicitudes de baja, en el caso de la Iglesia católica, en buena parte relacionadas con los escándalos de abusos a menores por parte de clérigos.

El presidente de la asociación interconfesional Remid, Robert Stephanus, sostuvo, en declaraciones al semanario Der Spiegel, que los motivos de las solicitudes de baja son variados y van desde una protesta consciente contra las jerarquías eclesiásticas hasta el deseo de ahorrar el impuesto que se paga a las iglesias.

Por otro lado, hay diferencias regionales en cuanto a la intensidad de los vínculos eclesiásticos. Mientras que en Baviera, por ejemplo, el número de personas pertenecientes a la Iglesia se mantuvo en altos niveles durante mucho tiempo en el territorio de la extinta RDA ya hubo una fuerte sangría durante los años de la división de Alemania.

Entre 1950 y 1989 el número de personas miembros de la Iglesia evangélica se redujo en la antigua RDA de 15 a 4 millones. El número de católicos en esa parte del país se redujo en ese periodo a la mitad para quedar en cerca de 1 millón.

Fuente: agencias