Domingo 14.07.2024

Con sede en el centro de Berlín

Alemania tiene el primer rabinato castrense de las fuerzas armadas

"La atención espiritual castrense judía cuenta con un lugar firme entre la tropa", destacó el ministro alemán de Defensa. En el acto, el funcionario y el presidente del Consejo Judío escribieron simbólicamente las últimas letras de un rollo de la Torá.
Comparte

El ministro alemán de Defensa, Boris Pistorius, y el presidente del Consejo Central de los Judíos en Alemania, Josef Schuster, inauguraron este jueves la sede del rabinato castrense de Alemania en el centro de Berlín.

Pistorius y Schuster participaron junto con varios rabinos y soldados de fe judía en la escritura simbólica de las últimas letras de un rollo de la torá, que después fue transportado en una procesión solemne hasta la sede del rabinato militar.

"La atención espiritual castrense judía cuenta con un lugar firme entre la tropa", declaró Pistorius, que señaló que la vitalidad de este servicio religioso es buena para el conjunto de las Fuerzas Armadas (Bundeswehr).

Por su parte, Schuster destacó que con la inauguración la comunidad judía ha tomado posesión de forma definitiva de su lugar en la Bundeswehr.

"El anclaje del judaísmo en la Bundeswehr es algo que se da por evidente, pero incluso por lo que se da por evidente hay que luchar una y otra vez", declaró.

La ceremonia concluyó con un rezo por parte del rabino castrense de mayor rango, Zsolt Balla.

La atención espiritual castrense judía fue instituida en 2021 por medio de un acuerdo del Ministerio de Defensa con el Consejo Central de los Judíos de Alemania y emplea en la actualidad a unas 50 personas, entre ellas una decena de rabinos.

Se desconoce la cifra de soldados de fe judía entre los 180.000 soldados de la Bundeswehr, que cuenta además con servicios de atención espiritual para los cristianos de confesión católica o protestante, pero no para los soldados de fe musulmana.

Este jueves fue inaugurada además con la participación del presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, una nueva sinagoga en Potsdam (este), la única capital de uno de los 16 estados federados que aún carecía de ella.

Fuente: EFE