Su nombre significa “esperanza” en árabe

Amal llega al Vaticano para mostrar el drama de la niñez refugiada

La marioneta de 3,5 metros de altura se convirtió en símbolo de la difícil situación de niñas y niños que huyen de la guerra en busca de refugio. Salió de Gaziantep, frontera turco-siria, y recorre Europa hasta llegar a Manchester (Reino Unido).
Comparte

El cardenal Michael Czerny, subsecretario de la Sección Migrantes y Refugiados del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, dio la bienvenida en la Plaza de San Pedro a la marioneta Pequeña Amal, que representa a una pequeña refugiada.

“¿Quién sabe cuántos ángeles se esconden detrás de los rostros de tantos migrantes y refugiados, niños y jóvenes, adultos y ancianos? A nosotros corresponde sólo la tarea de acogerlos y protegerlos”, recordó el purpurado vaticano.

Amal, la marioneta itinerante que representa idealmente a todos los niños refugiados y que este viernes, como parte de su recorrido por diversas ciudades europeas, se detuvo en la plaza de San Pedro, junto a la escultura itinerante "Ángeles Desprevenidos" (Angels Unawares) para participar en una fiesta con niños de diversas parroquias romanas.

La marioneta 'Little Amal' (Pequeña Amal), cuyo nombre significa “esperanza” en árabe, tiene 3,5 metros de altura y representa a una niña de 9 años que se ha convertido en un símbolo de la difícil situación de millones de niños que huyen de la guerra y buscan refugio.

La mueven diez titiriteros, dos de los cuales son refugiados.

"Nada más que el arte consigue desmaterializar las fronteras y despertar la empatía", explican los productores del proyecto.

La marioneta salió el 27 de julio de Gaziantep, en la frontera turco-siria, y recorre Europa en busca de su madre hasta llegar a Manchester (Reino Unido).

Fuente: Agencias