AMBA: Obispos dan alternativas para celebraciones religiosas

Referentes de las diócesis del Área Metropolitana de Buenos Aires sugieren oficiar misas al aire libre con aforo y cuidados extremos. Los templos seguirán abiertos para la oración personal. Habrá celebraciones virtuales y dispensa del precepto dominical.
Comparte

Varias diócesis dieron a conocer orientaciones pastorales ante la decisión de las autoridades civiles de restringir por quince días todas las actividades religiosas en lugares cerrados, además de suspender las clases presenciales en los colegios, en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), una de las regiones del país con mayor incremento de casos y muertes por coronavirus.

Los obispos del AMBA adoptaron medidas en cada jurisdicción eclesiásticas y pidieron a sus comunidades cumplir con las normas establecidas, participar de las celebraciones virtuales o eventualmente al aire libre con aforos y respetando los protocolos, dispensaron del precepto dominical y alentaron a cuidar la propia vida y la del prójimo ante el agravamiento de la crisis sociosanitaria.

Además de recordar que los templos permanecerán abiertos para la oración personal y alentar a la feligresía a rezar por el fin de la pandemia, algunos también se manifestaron en desacuerdo con las suspensiones de las celebraciones públicas en los templos y de las clases presenciales en los colegios.

“Dado lo determinado en el último decreto presidencial, al menos durante quince días sólo podremos tener celebraciones en lugares abiertos, (y nunca después de las 20). Mantienen su vigencia las demás indicaciones que ya les mandé (máximo de 30 personas, distanciamiento, cuidados sanitarios). Cada parroquia indicará el lugar donde habrá celebraciones”, estableció el arzobispo de La Plata,Víctor Manuel Fernández.

“Teniendo en cuenta la gravedad de la situación sanitaria, les pedimos a todos los hermanos y hermanas, a los sacerdotes y a las familias que en estos próximos quince días cumplamos con las nuevas normas vigentes. Es imprescindible en momentos de prueba estar unidos en función del bien común, ejercitando la necesaria disciplina social para el cuidado de la vida”, pidió el obispado de San Isidro.

La diócesis de Lomas de Zamora adhirió a las nuevas medidas para “seguir extremando los cuidados en este tiempo" y dispuso que las celebraciones religiosas (misas, bautismos, confesiones) se hagan al aire libre, con hasta 20 personas, y la suspensión de las reuniones presenciales de adultos, jóvenes y niños, “priorizando la realización de las mismas a través de las distintas plataformas digitales”. “Confiamos a María, Madre y Reina de la Paz, esta situación tan compleja. Nos unimos espiritualmente a todas las personas afectadas por esta pandemia, especialmente a aquellos que han perdido a sus seres queridos”.

El obispo de Morón, Jorge Vázquez, pidió que los templos de la diócesis “permanezcan abiertos, para el ingreso individual de los fieles para la oración y la asistencia espiritual, respetando y cuidando a nuestro prójimo con las medidas de prevención”. También animó a los responsables de las comunidades a “ser creativos e innovadores, promoviendo transmisiones de la santa misa y a celebrar, en la medida de lo posible, en espacios abiertos y con medidas de prevención”.

El obispo de San Justo, Eduardo García, pidió: “Sigamos realizando nuestras celebraciones con los debidos cuidados, respetando las normas y protocolos vigentes. Hagamos el esfuerzo durante estos quince días de realizarlas en lugares al aires libre teniendo en cuenta el distanciamiento social obligatorio y aquellos que no posean patios o jardines, anímense a realizarlos en las puertas de los templos en la calle”.

Fuente: AICA