Un fenómeno preocupante

Buenos Aires: Una sucesión de agravios a la fe en pocas semanas

Desde unos textos incorporados a la ópera Theodora en el Teatro Colón, pasando por una muestra en el centro Cultural Recoleta hasta una representación en ArteBA que mezcló símbolos religiosos con actitudes eróticas. El repudio de la Iglesia y de una ONG.
Comparte

Las agresiones al sentimiento religioso en el país de ninguna manera son recientes. Sin embargo, sorprende que en las última semanas se hayan sucedido una serie de ofensa a la fe de millones de argentinos. Desde los textos agregados a la ópera Theoroda, en el teatro Colón, pasando por una muestra en el Cetro Cultural Recoleta, hasta una representación en ArteBA que mezclaba símbolos religiosos con situaciones eróticas. 

"¿Hasta cuándo se ofenderá en la Argentina a los cristianos?", se preguntó hace pocos días  la ONG Respeto Religioso ante todos estos hechos  y cuestionar especialmente estos agravios a las creencias religiosas "en lugares que son de todos, y pagados por nuestros impuestos".

"Muchos ciudadanos, e instituciones muy representativas de nuestra sociedad como la Conferencia Episcopal Argentina, la Corporación de Abogados Católicos, y la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE) por citar algunas, han cuestionado que se utilicen fondos públicos y en lugares emblemáticos de la cultura, para agraviar la fe de la mayoría de los argentinos”, señala la ONG.

Respeto Religioso se constituyó en mayo último como una red de instituciones y ciudadanos comprometidos "capaz de responder eficazmente ante un ataque o agravio a lo sagrado de la fe católica". En ese momento, señalaron que "la falta de respuesta convierte a nuestra religión en un blanco fácil, pues los atacantes saben de antemano que no serán sancionados por sus actos" y observó que eso "de alguna manera favorece y hasta naturaliza los ataques, por más graves que sean".

Ahora, ante estos nuevos hechos, la entidad manifestó que "señalar el dolor e indignación que nos producen estos actos no es censura: es ejercicio de nuestra propia libertad de expresión. ¿Por qué hay libertad de expresión para agraviar al sentimiento religioso, pero no para señalar el agravio?".

Además, consideró intolerable que "los agravios ocurran en lugares que son de todos, y pagados por nuestros impuestos". Y afirmó que "no sería distinto si los sentimientos ultrajados hubieran sido los de otra confesión religiosa: se trata de un uso absolutamente inaceptable de fondos públicos en un Estado de Derecho y en una sociedad que, precisamente porque es plural, debe respetar celosamente a los demás”.

Para más información sobre la Red de Respeto Religioso se puede ingresar al sitio web https://redrespetoreligioso.ar/ o por correo electrónico a redrespetoreligioso@gmail.com. 

Fuente: AICA y VR