tras la abolición del estatus especial

Cachemira, incomunicada durante la Fiesta del sacrificio

Ante la posibilidad de que terroristas intentaran perturbar el orden público, la región india, de mayoría musulmana, sufre restricciones que impiden el libre desplazamiento, las reuniones públicas y el uso de teléfonos e internet.
Comparte

La Cachemira india, de mayoría musulmana, celebra este lunes la festividad musulmana del Eid o "Fiesta del sacrificio", al tiempo que cumple una semana incomunicada por las restricciones impuestas por el Gobierno tras el anuncio de la abolición del estatus especial de la región en disputa con Pakistán. En Srinagar, capital de verano de Cachemira, "teniendo en cuenta la posibilidad de que terroristas, militantes y elementos agitadores intentaran perturbar el orden público y la paz, se impusieron restricciones razonables a las grandes reuniones en zonas sensible", informó el Gobierno en un comunicado.

La región del Himalaya, vigilada por cerca de 25.000 agentes de seguridad, sufre desde el pasado lunes prohibiciones que impiden el libre desplazamiento, las reuniones públicas, el uso de teléfonos e internet y las manifestaciones. Aún así, las fuerzas de seguridad permitieron las visitas a las mezquitas y "las oraciones de Eid se llevaron a cabo pacíficamente en Jammu y Cachemira", aseguró el Gobierno.

El régimen de excepción fue impuesto poco antes de que el Gobierno de la India presentase en el Parlamento una ley que instruía la modificación del artículo 370 de la Constitución que establecía el estatus especial de Cachemira por el que la región gozó autonomía constitucional durante 70 años. La ley que fue aprobada en escasos dos día en ambas cámaras del Parlamento, llevó a la bifurcación del estado en dos "territorios de la unión" -el de Jammu y Cachemira y el de Ladakh- bajo el control directo del gobierno central.

Las autoridades informaron que las restricciones comenzaron a ser relajadas desde el sábado permitiendo la reapertura de las tiendas y facilitando a las personas las comprar para la celebración de Eid. "La gente salió en gran número y abarrotó las calles de Srinagar el sábado, aproximadamente el 20% de las tiendas abrieron y los comerciantes ambulantes vendieron comestibles", informó.

El Gobierno difundió imágenes de centenares de personas acudiendo a las mezquitas, y de las calles parcialmente transitadas. "Han habido algunos incidentes aislados de lanzamiento de piedras a un nivel insignificante", aseguró el Gobierno negando que se haya registrado alguna protesta de magnitud en la conflictiva región. Sin embargo, trabajadores de un centro de salud aseguraron que el viernes al menos tres manifestantes fueron atendidos con heridas, dos de ellos con lesiones causadas por armas de fuego tras una protesta en Srinagar. Testigos y manifestantes aseguraron que la manifestación reunió a unas 5.000 personas.

Fuente: EFE