TRABAS A LA ASISTENCIA EN VENEZUELA

Cáritas: “Hace tres años pedimos que entre ayuda humanitaria”

La organización caritativa de la Iglesia afirma que las autoridades hicieron caso omiso a los reclamos y advierte que la situación es “muy complicada” a raíz de las sanciones comerciales. "La escasez de alimentos afecta cada vez a más personas", alerta.
Comparte

La directora nacional de Cáritas Venezuela, Janeth Márquez, recordó que desde hace tres años la institución que dirige ha pedido el ingreso de ayuda humanitaria en el país para paliar la escasez de alimentos y medicinas, que cada vez afecta a más personas.

“Desde hace tres años pedimos que se abra formalmente el canal de ayuda humanitaria, porque con nuestros propios recursos no podemos resolver el problema. Y volveremos a pedirlo hoy, porque la Iglesia está llamada a acompañar el clamor de su pueblo”, contó Márquez.

No obstante, este miércoles 6 de febrero diversos medios de comunicación informaron que un convoy del Ejército nacional ha bloqueado, con un camión cisterna y un container, el puente fronterizo “Tienditas” que conecta Ureña (Venezuela) con Cúcuta (Colombia) y que es por donde llegaría la ayuda humanitaria internacional al país. Hasta el momento, el presidente venezolano Nicolás Maduro, ha desconocido la crisis humanitaria y rechaza cualquier acercamiento extranjero.

Por su parte Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela y autoproclamado presidente interino del país –reconocido por cerca de 40 países–, aseguró que los suministros de alimentos y medicinas ingresarán en los próximos días provenientes de Estados Unidos, Canadá y organismos internacionales como la Unión Europea.

En la entrevista con ACI Prensa, la directora nacional de Cáritas Venezuela dejó en claro que “la ayuda humanitaria no debe tener tintes políticos, pues es neutral e independiente”.

“Nos han preguntado si estamos en el medio de un problema entre dos (gobiernos), pero en realidad nosotros estamos en medio de la gente que necesita ayuda. Nosotros somos un organismo que nos apegamos a los principios de la ayuda humanitaria, y junto al Gobierno y la Asamblea Nacional (Congreso), ponemos siempre a la orden nuestra estructura dentro de las capacidades y posibilidades”, aseguró.

Márquez indicó que Cáritas ha pedido por años que se otorgue “permiso a todos los agentes necesarios y ONG” para que puedan colaborar en “focalizar a quiénes se les otorgará la ayuda”.

“La ayuda humanitaria debe ser planificada y debe buscarse la participación de Naciones Unidas como ente coordinador, que cuenta con protocolos importantes”, aseveró.

Sin embargo, la directora aclaró que la ayuda humanitaria “no viene a solucionar toda la problemática de Venezuela, sino a salvar vidas que están en peligro, poblaciones con sufrimientos altos y que no tienen cómo resolverlos”.

“Las otras situaciones deben resolverse con un plan de gobierno y políticas sociales”, señaló.

Márquez dijo que desde comienzos de 2019, Cáritas se encuentra en una “situación muy complicada” debido a que las sanciones económicas internacionales generan problemas de gasolina y materias primas.

“Estamos muy preocupados porque va a afectar considerablemente a las familias y los más pobres con la desnutrición. Actualmente, seguimos llevando a cabo el programa ‘Saman’, que es un sistema de monitoreo y atención, para acompañar y que niños no caigan en la desnutrición aguda”.

La directora explicó que la institución ha priorizado la atención de “niños, madres gestantes y ancianos para la ayuda humanitaria” y se contará con un despliegue de cerca de 20 mil voluntarios.

“Actualmente, un venezolano come al día solo 4 alimentos de 12, especialmente carbohidratos como arroz con yuca. Se necesita más de 12 salarios mínimos para contar con una canasta básica y el 65% de la población solo gana 1 salario mínimo”.

“Estamos sumamente preocupados porque la diversidad alimentaria de nuestro país pasa por un colapso. Aunque la gente tenga un trabajo necesita de otros para poder sobrevivir”, indicó Márquez.

Fuente: ACI Prensa