Miércoles 12.06.2024

Tras las imágenes que suscitaron polémica

Casaretto defendió la independencia partidaria de García Cuerva

El exdiocesano de San Isidro, que lo ordenó sacerdote, afirmó que el arzobispo electo de Buenos Aires no tuvo como obispo ni tendrá "actitudes partidarias". Reveló que antes de entrar al seminario estaba afiliado al peronismo.
Comparte

Tras las críticas que recibió el designado arzobispo de Buenos Aires, monseñor Jorge García Cuerva, por haberse identificado con el peronismo cuando era sacerdote, desde la Iglesia comenzaron a alzarse voces que afirman que como obispo actualmente de Río Gallegos es y será en su nuevo destino prescindente de todo partidismo.

La primera que se escuchó es de quien lo conoce bien porque lo trató cuando García Cuerva estaba en el seminario, lo ordenó sacerdote y fue su obispo en la diócesis de San Isidro durante muchos años, hoy retirado, monseñor Jorge Casaretto, quien aseguró que como obispo no tuvo ni va a tener “actitudes partidarias”. 

En declaraciones al programa “Todo Este Ruido”, de Radio Provincia, Casaretto afirmó que “es verdad la adhesión” al peronismo en el pasado que se le adjudicó a Garcia Cuerva a partir de fotos y videos y, en ese sentido, señaló que “cuando entró al seminario estaba afiliado al partido peronista”. 

“Pero todos los que de alguna manera hemos entrado de grande al seminario y tenido inquietudes estuvimos vinculados a la política”, dijo. “Yo cuando entré al seminario a los 22 años estaba vinculado a un partido político, lo cual es un signo de interés por el país”, señaló.

Y completó: “Después está mal si un sacerdote se dedica nada más que a esa área de la vida argentina y no es lo que pasó con él. Yo lo veo con capacidad de dialogar. Las últimas declaraciones de él son muy fuertes. Por ejemplo, dice que la inflación es un impuesto a la pobreza”.

También subrayó el hecho de que García Cuerva “hable de la necesidad del diálogo y de encontrar acuerdos entre los argentinos. Esto lo dice como obispo que es desde hace seis o siete años y como obispo no se lo van a encontrar con actitudes partidistas”.

En cuanto a su sintonía del designado arzobispo de Buenos Aires con el Papa, Casaretto consideró que García Cuerva “responde mucho a todo el magisterio del Papa Francisco. Va a estar en una intensa relación con él. Sobre eso -destacó- no hay ninguna duda”.

“Lo que ocurre -añadió- es que va a tener 20 años de obispo. Va a superar el papado de Francisco. No hay que pensar en que su misión va a estar solamente unida a él, sino que va a trascender su papado, su magisterio, que Jorge lo representa muy claramente”.

Casaretto admitió que “a muchas personas lo sorprendió” el nombramiento de García Cuerva, “lo primero que hay que saber es que esta designación llegó porque estuvo postulado” ya que previamente a la elección “hay largas consultas”.

“Normalmente, le llegan al Papa informes de diferentes candidatos y luego él elige. No está todo a disposición de lo que el Papa quiera decidir, sino que toma una decisión en base a la información que recibe”.

Subrayó que, por tanto, la elección “no es un proceso arbitrario” y que constituyó “una designación muy compleja, porque es muy joven el designado”.

Señaló que Garcia Cuerva “siempre trabajó en lugares pobres, como (la villa ) La Cava, en Tigre y en la Pastoral Carcelaria y en la de drogadependencia, dos contextos donde estuvo muy vinculado tanto en el orden diocesano como nacional”.

Destacó que “la vez se formó intelectualmente. Tiene un título en Historia de la Iglesia, es abogado civil y es licenciado en Derecho Canónico. Tiene mucha capacidad, es muy inteligente.

“Es una persona muy preparada intelectualmente y a la vez tiene un contacto directo con las situaciones de mayor pobreza”, insistió.

Consideró que “siempre hizo mucho equilibrio porque no es que se dedicó a los pobres con una especie de desprecio por las otras clases sociales”.

“En todos los lugares donde estuvo en un contexto de pobreza montó organizaciones de promoción de los pobres y para esto necesitaba plata que se la pedía a las personas de mayor poder adquisitivo”, contó.

Y por eso concluyó que García Cuerva es “un hombre con cierta universalidad en el trato que se dedicó al mundo de la pobreza”.

Fuente: Clarín y VR