PESE AL RECIENTE ACUERDO CON LA SANTA SEDE

China mantiene preso hace 23 años a un obispo fiel a Roma

Familiares de James Su Zhimin, diocesano de Baoding, denuncian que se desconoce si sigue con vida o dónde se encuentra cautivo por las autoridades. Fue detenido en 1996 durante una procesión religiosa, tras negarse a registrarse en la Iglesia Patriótica, que controla el régimen comunista.
Comparte

Mons. James Su Zhimin, obispo de Baoding, China, fue arrestado en 1996 durante una procesión religiosa, por el delito de realizar actividades religiosas no registradas.

El prelado fue detenido por oponerse al registro en la Asociación Patriótica, el órgano oficialista chino de control sobre la Iglesia Católica. Hoy, 23 años después, no se tiene información sobre la supervivencia o la ubicación del prelado.

El obispo chino lleva, se supone, todos estos años detenido sin que se tenga conocimiento sobre su ubicación o su estado de salud.

"Su paradero es desconocido y yo no sé siquiera si está vivo o no. Me entristezco hasta las lágrimas cada vez que pienso en este hombre de 87 años", declaró a UCANews Su Tianyou, sobrino del obispo, y agregó: "Por favor, oren por él".

Los 23 años de detención actuales no son los únicos: según la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Mons. Su Zhimin ha padecido en total por lo menos 40 años de prisión "sin acusación y sin juicio".

El prelado fue un prisionero frecuente en las cárceles y campos de trabajo a causa de su fe. Una de sus aprensiones recientes se registró en 1996, de la cual escapó un año después para ser arrestado más adelante. "En noviembre de 2003, su familia lo descubrió por azar en un hospital de Baoding, rodeado por policías y seguridad pública", indicó el informe de la Comisión. "No ha sido oído o visto desde entonces, a pesar de repetidas solicitudes internacionales".

Se esperaba que los acercamientos diplomáticos entre China y la Santa Sede podrían dar esperanza de liberación para el prelado, pero no ha habido ninguna declaración de las autoridades sobre la suerte del Obispo desaparecido.

Fuente: CNA