SE REALIZÓ EN TODOS LOS TEMPLOS DEL PAÍS

Colecta Más por Menos: Tiempo de ayudar a los que más sufren

Lo hizo Oscar Ojea, presidente del Episcopado, al recordar que esta iniciativa cumple 50 años ayudando a las diócesis argentinas más necesitadas. Alienta a despertar la solidaridad en tiempos de crisis y dificultades.
Comparte

El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina y obispo de San Isidro, monseñor Oscar Vicente Ojea, presidió una misa concelebrada en la catedral metropolitana de Buenos Aires, en la que animó a colaborar con la Colecta Nacional Más por Menos, que se realizó este domingo 8 de septiembre en todo el país con la consigna “50 años dando más para que otros sufran menos”.

Concelebraron el presidente de la Comisión Episcopal de Ayuda a las Regiones más Necesitadas y obispo prelado de Humahuaca, monseñor Pedro Ángel Olmedo Rivero CMF y por el obispo de Oberá y miembro de dicha comisión, monseñor Damián Santiago Bitar.

“Acercarnos con nuestras ayudas concretas, con nuestra oración, con nuestra capacidad de conocer aquellos rincones de la Patria a donde están destinados estos esfuerzos de la colecta nos ayuda a sentirnos más cuerpo de la Iglesia, a sufrir con el que sufre, a alegrarse con el que se alegra, ya que formamos todos un solo cuerpo”, subrayó.

En tanto, monseñor Olmedo Rivero aseguró que en tiempos de crisis o angustias económicas como las actuales “se despierta más la solidaridad”, al animar a la Colecta Nacional Más por Menos que se realizará este fin de semana en todos los templos del país con el lema “50 años dando más para que otros sufran menos”.

El prelado destacó que esta campaña solidaria cumple este año sus bodas de oro y recordó a su impulsor, el Siervo de Dios monseñor Manuel Gottau, primer obispo de Añatuya, una de las diócesis más pobres del país.

“Monseñor Gottau supo meter un concepto, una idea muy importante en nuestra Iglesia argentina, que gracias a Dios se ha mantenido en el tiempo”, destacó monseñor Olmero Rivero.

El pastor humahuaqueño dijo que monseñor Gottau, conociendo la realidad del país y siendo el primer obispo de Añatuya, una de las jurisdicciones eclesiásticas más pobres, “se dio cuenta de la necesidad de despertar la solidaridad y el espíritu de cuerpo”.

“Y metió esta idea. Le costó un poquito, pero arraigó muy fuerte”, afirmó.

El prelado sostuvo que “la Colecta Más por Menos consiguió en estos 50 años despertar esa solidaridad entre las diócesis del país, en regiones necesitadas, y visibilizar las realidades de tantos lugarcitos tan desconocidos, tan ignorados y con tantas dificultades, tantas carencias”.

Al hablar de la recaudación de la Colecta Más por Menos, monseñor Olmedo Rivero dio un dato que sorprende: “En proporción aportan más en los lugares más necesitados”.

“Realmente esa es la tónica. En los lugares de las regiones más necesitadas colaboran más, porque saben que están en la misma barca, saben lo que significa un poco más de oxígeno”, subrayó.

El obispo valoró que pese a las circunstancias coyunturales del país en estos últimos 50 años la Colecta Más por Menos “no haya caído” en recaudación, y lo atribuyó al hecho de que “a más problemas, más angustias, se despierta más la solidaridad”.