CELEBRACIÓN. VALORES RELIGIOSOS ENTREGO SUS PREMIOS ANUALES.

Comprometidos con su fe.

Una religiosa, un médico, un entrenador de rugby, una experta en responsabilidad social empresarial y una compañía aeroportuaria fueron esta vez los galardonados por su compromiso religiosos. Todos dieron un emotivo testimonio.
Comparte

Como todos los años, fue una fiesta de la fe. Pero también de la confraternidad entre referentes de las principales confesiones que actúan en el país. En lo que ya es una tradición, Valores Religiosos otorgó los premios a quienes en 2015 se destacaron por su compromiso religioso y entregó los certificados de asistencia a los participantes del IX Curso de Formación en Diálogo Interreligioso. Fue en un concurrido acto en la sede de la Pastoral Universitaria porteña.

Los galardonados fueron esta vez la hermana María Guadalupe, misionera argentina en Siria, que arriesgó su vida en medio de la guerra civil en ese país; el doctor Abel Albino, director de CONIN, una ONG que ya atendió a más de 15.000 chicos mal alimentados y recuperó a 1.500 que padecían desnutrición severa; el penalista Eduardo “Coco” Oderigo, entrenador del equipo de rugby Los Espartanos, integrado por presidiarios, que bajó la reincidencia del 65 % al 1 %; Constanza Gorleri, gerente de Sustentabilidad del Banco de Galicia y ex presidenta del Grupo de Fundaciones y Empresas, y Aeropuertos Argentinas 2000 por su decisión de construir en la estación aérea de Ezeiza un espacio de oración para cristianos, otro para judíos y otro para musulmanes.

La ceremonia fue encabezada por los miembros del Instituto de Diálogo Interreligioso -que integran el consejo asesor de Valores Religiosos-, el presbítero Guillermo Marcó; el rabino Daniel Goldman, y el islámico Omar Abboud; el director de Cultos del Gobierno porteño, Alfredo Abriani, y el presidente de la asociación civil Trabajar para la Caridad -que promueve VR, Luis Crego. Además del editor periodístico del suplemento, Sergio Rubin. Entre otros, asistieron el titular del Consejo Argentino para la Libertad Religiosa, Raúl Scialabba, y el director nacional de Culto Católico, Luis Saguier.

HERMANA MARÍA GUADALUPE

La fe en Dios es su escudo protector

La hermana María Guadalupe, del Instituto del Verbo Encarnado -una comunidad religiosa que nació en la Argentina-, es misionera en Alepo, la ciudad más grande de Siria, acosada hoy por el violento Estado Islámico. Allí le robaron la paz, pero a Guadalupe no pudieron quitarle la sonrisa permanente que ilumina su rostro. Su actitud valiente y optimista la sostiene en Siria desde 2011, en la ayuda desinteresada a aquellos pocos cristianos que aún resisten el horror de EI. Los más fueron asesinados, otros lograron escapar. “La amenaza es permanente porque la guerra es en plena ciudad; disparan al azar, no respetan nada, ni escuelas, ni hospitales, ni iglesias”, sabe relatar con tristeza esta monja nacida en San Luis, aunque mendocina por adopción. Alguna vez aguantó a pie firme un bombazo que cayó en su casa. “La guerra te cambia, encontrás otro sentido a la vida -concluye-. Pero la fe te sostiene, inclusive para mantenerte sano de la cabeza”.

ABEL PASCUAL ALBINO

Emblema contra la desnutrición

Un perfil despojado diría que Abel Pascual Albino, de 69 años, es un médico pediatra argentino que se dedica al tratamiento para combatir la desnutrición infantil. Pero una crónica que aborde la trayectoria de Albino de manera integral deberá puntualizar en primer lugar que es el creador de la Fundación Cooperadora para la Nutrición Infantil (CONIN), un instituto que ha permitido la recuperación de miles de chicos en el país y aún de varias naciones sudamericanas. Según Albino, las causas de la desnutrición infantil deben buscarse en situaciones de pobreza. Sus recomendaciones básicas para un normal desarrollo de los chicos son asegurar una buena nutrición, darles educación (instrucción y cultura), luego agua corriente y caliente, cloacas y luz eléctrica en cada casa. “A partir de ahí aparecerán nuevas generaciones con gran potencial”, asegura Albino, que desde 1994 ha recibido los más prestigiosos premios por su trabajo.

EDUARDO ODERIGO

Una cárcel con pelota ovalada

El ex rugbier Eduardo Oderigo, “Coco” para los íntimos, es un abogado penalista que acredita 15 años de trabajo en Tribunales. En cualquier caso todo el mundo lo conoce por ser el actual director técnico de los “Los Espartanos”, un equipo integrado por reclusos del Penal 48, la cárcel de máxima seguridad que está emplazada en el Camino del buen Ayre, a la altura de la localidad de San Martín. Llegó a ese sitio de casualidad, acompañando a un amigo colega interesado en conocer la dinámica carcelaria. Pero el que siguió yendo fue Oderigo. La primera vez que concurrió so- lo, en 2004, ofreció a las autoridades del presidio enseñarle a jugar rugby a los presos. Sus años como jugador de la primera del San Isidro Club lo respaldaban. Creyeron en él. Y así introdujo la pelota ovalada en la cárcel, con un balance más que positivo. El índice de reincidencia al delito fue sensiblemente más baja entre los más de 400 que estos años pasaron por “Los Espartanos” (1%) que el de los presos no aficionados al deporte (65%). “Hoy son 40 los que entrenan. desde hace un tiempo hicimos un pabellón de rugby y eso generó un montón de buenos valores”, dice.

CONSTANZA GORLERI

La vocación de generar ayuda

La responsabilidad social empresaria cobró gran fuerza en los últimos años. Constanza Gorleri, gerente de Sustentabilidad del banco de Galicia, se convirtió en una de las grandes referentes. Abogada y licencia- da en periodismo, está a cargo de las relaciones con la comunidad del banco y coordina el programa de voluntariado de los empleados, integra la secretaría ejecutiva del Pacto Global de Naciones Unidas y es secretaria de la Confederación de la Sociedad Civil. Entre 2012 y 2014, fue presidente del Grupo de Fundaciones y Empresas. Así, Gorleri lleva adelante una intensa labor social basada en su compromiso ético e inspirada en los valores cristianos.

AEROPUERTOS ARGENTINA 2000

Espacios para rezar en Ezeiza

El Instituto de diálogo Interreligioso pensó que, como en otras estaciones aéreas del mundo, el aeropuerto de Ezeiza debía tener un sitio para la oración. Al fin de cuentas, la Argentina es un lugar de convivencia interconfesional ejemplar y valoración de lo religioso. Aeropuerto Argentina 2000, que lo administra, aceptó la propuesta. Habrá, pues, un lugar para el rezo de los cristianos, otro para el de los judíos y otro para el de lo islámicos.
Además, Aeropuertos Argentina 2000 apoya iniciativas interreligiosas como la Fundación Wallenberg, que homenajea a quienes salvaron judíos del Holocausto. Recibió el premio Carolina Dal Bo, gerente de RSE.