italia restableció el culto el 18 de mayo

Con el retorno de misas el Vaticano dejó de transmitir la del Papa

Comparte

El Papa Francisco celebrará el centenario del nacimiento de Juan Pablo II con una misa en la basílica de San Pedro el próximo lunes, el día en que se reanudarán en Italia las eucaristías con fieles tras el parón por la pandemia.

Francisco celebrará la misa matutina a las 7.00 locales en la capilla del Papa santo, situada en la nave derecha de la basílica de San Pedro, confirmó en un comunicado el portavoz de la Santa Sede, Matteo Bruni.

Pero lo hará sin la presencia de fieles, acompañado por solo algunos concelebrantes, respetando las medidas de seguridad.

Ese mismo día, el lunes 18 de mayo, se reanudarán en Italia las misas con fieles, suspendidas como en muchas otras partes del mundo para evitar aglomeraciones y contagios de coronavirus.

Por eso, desde el día después, el 19 de mayo, el Vaticano dejará de transmitir en directo las misas matutinas del Papa, con las que ha querido transmitir su cercanía a los católicos confinados.

En estos meses de pandemia, Francisco ha retransmitido por vídeo la misa matutina que celebra cada día en su residencia, la Casa Santa Marta, tradicionalmente de carácter privado y que ahora ha dedicado a las partes más expuestas a la enfermedad, como los pobres, ancianos o los médicos y sanitarios.

El portavoz vaticano señaló que Francisco espera que los fieles puedan volver ahora a participar en las misas de forma cotidiana.

El Gobierno italiano y la Conferencia Episcopal Italiana (CEI) firmaron el pasado 7 de mayo un protocolo para poder retomar las misas desde el 18 de mayo, que prevé el distanciamiento entre los fieles y mascarillas y guantes para el cura durante la comunión.

Esto se produce después de las críticas de los obispos italianos a la decisión del Gobierno de mantener suspendidas las liturgias en la primera fase de la desescalada, iniciada el 4 de mayo. El Papa pidió "obediencia" y "prudencia".

Italia se encuentra en pleno proceso de desbloqueo tras más de dos meses de confinamiento por la pandemia, que ha infectado a más de 220.000 personas y causado la muerte a 30.911.

Desde el lunes podrían reabrir museos, bibliotecas y tiendas minoristas, pero el Gobierno ha permitido que las regiones decidan, en base a la situación epidemiológica, qué abrir, por lo que se espera la vuelta de bares y restaurantes en casi todo el país.

Ante la vuelta a las misas, el Ejército italiano empezará desde el miércoles a desinfectar las inmediaciones e interiores de 337 iglesias parroquiales de la diócesis de Roma.

En el pequeño Estado de la Ciudad del Vaticano se han detectado doce personas enfermas con la COVID-19.


Fuente: EFE