A 25 años de la visita de Juan Pablo II

Cuba: Enviado de Francisco a cargo de actos protocolares y pastorales

El cardenal Beniamino Stella, nuncio apostólico entre 1993 y 1999, llegó a la isla para mantener conversaciones con las autoridades y celebrar misas. El presidente Miguel Díaz Canel recordó el aniversario de aquella histórica visita del Papa polaco.
Comparte

El cardenal del Vaticano Beniamino Stella realiza desde este lunes una visita a Cuba como enviado del Papa Francisco.

El purpurado, que fue nuncio aostólico en Cuba entre los años 1993 y 1999, mantendrá conversaciones con autoridades del Gobierno cubano y participará en actividades pastorales, indicó en un comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex).

Su visita tiene lugar en el marco de la conmemoración del 25 aniversario de la histórica visita apostólica del Papa Juan Pablo II a Cuba, la primera de un Sumo Pontífice de la Iglesia Católica, que transcurrió del 21 y al 25 de enero de 1998.

En la anterior visita de Stella a Cuba, en abril de 2015 -unos meses antes del primer viaje del Papa Francisco- cumplió un programa de reuniones con la Conferencia Episcopal y sacerdotes, diáconos y seminaristas en varias diócesis cubanas, encuentros oficiales con autoridades del país y celebró eucaristías en las catedrales de Santiago de Cuba (este), Camagüey (centro) y La Habana (oeste).

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, recordó en su perfil de Twitter que este 21 de enero se cumplieron 25 años del inicio de la visita pastoral a Cuba del pontífice Juan Pablo II.

También rememoró las cinco misas abiertas que ofició entonces el pontífice en varias provincias, lo que también repitieron sus sucesores Benedicto XVI (marzo de 2012) y Francisco (septiembre de 2015) durante sus respectivos viajes apostólicos a la isla.

En febrero de 2016 el papa Francisco viajó nuevamente a La Habana -para una breve estancia- durante la cual mantuvo un encuentro con el líder de la iglesia ortodoxa rusa, el patriarca Kirill, considerado un hecho histórico luego del cisma ocurrido en el cristianismo hace 10 siglos.

Francisco recordó en una carta enviada en diciembre pasado a los obispos cubanos con motivo del aniversario del viaje apostólico de Juan Pablo II, que el cardenal Stella fue "testigo privilegiado de aquel acontecimiento".

El Santo Padre manifestó su deseo de que "durante este tiempo vuelvan a hacer presente en sus corazones los gestos y las palabras" que Juan Pablo II les dirigió durante su visita.

"Que resuenen con fuerza en el presente, y den un nuevo impulso para seguir construyendo con esperanza y determinación el futuro de esa nación", afirmó Francisco.

Fuente: EFE