mensaje al presidente

Curas villeros: "La paz social dependerá del refuerzo de la ayuda"

El grupo se reunió con el mandatario y le transmitió su preocupación por la delicada situación en villas y barriadas populares. Le advirtieron que es clave la ampliación de la asistencia alimentaria y económica. Fernández les dijo: "Va a llegar a todos".
Comparte

Sergio Rubin

Los curas villeros de la zona metropolitana le advirtieron al presidente Alberto Fernández que la paz social en los numerosos y extendidos asentamiento de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano dependerá sobre todo del refuerzo de la ayuda alimentaria, pero también económica. Lo hicieron durante un almuerzo de alrededor de dos horas que compartieron este miércoles con el mandatario en la residencia presidencial de Olivos.

La situación en las villas de la región como consecuencia de la cuarentena nacional por el avance del coronavirus es una de las cuestiones que más preocupa al Presidente. Por eso, decidió convocar a una delegación de los sacerdotes que despliegan su labor religiosa y social allí, y tienen una acabada percepción del ánimo de los pobladores que en muchos casos viven de la changa diaria y hacinados.

“Le dijimos que la paz social tiene mucho que ver con la ayuda que se brinde”, contó a Clarín uno de los asistentes, el padre Pepe Di Paola, que se desempeña en una parroquia enclavada en un enorme asentamiento de José León Suárez, en el noroeste del gran Buenos Aires. Y agregó: “El Presidente mostró un gran conocimiento de la situación y nos aseguró que la ayuda se reforzará”.

Di Paola dijo que el diálogo fue “muy cordial y riguroso”, durante el que se analizaron “las dificultades” en los asentamientos y los “caminos de solución”. Además, detalló que los curas le expusieron todo lo que están realizando ante la crisis sanitaria como la disposición de camas en sus instalaciones para los habitantes de las villas de mayor edad, que son los más vulnerables.

Por su parte, Nicolás Angelotti, párroco de los barrios Puerta de Hierro y San Petersburgo y 17 de Marzo bis, en La Matanza, advirtió antes de entrar a la Residencia de Olivos que “si en nuestros barrios hay hambruna la gente va a salir a trabajar por más que se expongan ellos mismos y expongan a todos al coronavirus”.

“En nuestros barrios el tema social está por encima del tema de salud por más que vaya de la mano. Si no se resuelve el tema social, no vamos a poder cuidar la salud”, destacó. Y señaló que “estamos recibiendo cantidad de abuelos en espacios comunitarios que armamos como hospital de campaña.

A su vez, Alberto Fernández confirmó luego en una entrevista televisiva que analizó con los curas villeros cómo “llevar más comida a los hogares” y aseguró que “la ayuda les va a llegar a todos porque nos estamos ocupando; les pido que esperen”. Pero señaló que “hay que entender que no se pueden hacer changas”.

Por el oficialismo estuvieron el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, y los diputados Máximo Kirchner. Por los curas, además de Di Paola, Lorenzo "Toto" De Vedia, Juan Isasmendi, Eduardo Drabble, Nicolás Angelotti, Carlos Olivero y el obispo Gustavo Carrara.

Unas horas antes del encuentro con el presidente, el grupo se reunió con el ministro de Obras Públicas Gabriel Katopodis con quien trataron cuestiones vinculadas a la infraestructura necesaria para enfrentar la pandemia en los barrios.

Fuente: Clarín y VR