Lunes 26.02.2024

mensaje del arzobispo porteño

Destacan aspectos de Mama Antula importantes para los argentinos

Por: Sergio Rubin

María Antonia de Paz y Figueroa será canonizada el domingo por el Papa Francisco. Desde el Vaticano, Jorge Ignacio García Cuerva analiza por qué es clave la figura de esta laica santiagueña. “Hay que traer sus notas de santidad al mundo actual”, opinó.
Comparte

No bajar los brazos ante la adversidad. Convivir e integrar al que piensa diferente en un clima de fraternidad y sin perder la alegría. Para el arzobispo de Buenos Aires, Jorge Ignacio García Cuerva, la primera santa argentina, María Antonia de Paz y Figueroa, popularmente conocida como Mama Antula, vivió una serie de actitudes que deberían ser fuente de inspiración para los argentinos de hoy.

En vísperas de su canonización este domingo en la basílica de San Pedro por parte del Papa Francisco, García Cuerva destacó la importancia de que el presidente Javier Milei asista a la ceremonia. A la vez que remarcó el deseo del pontífice de visitar la Argentina y el hecho de que “el pueblo quiere ver a su pastor”.

--¿Qué significa para la Argentina Mama Antula?

--Creo que lo primero que tenemos que desafiarnos los argentinos es no solamente a ver su vida, sino salir de la historia de hace 200 años. Es decir, es muy bueno hacer memoria agradecida por su vida, siglo XVIII, pero hay que traer sus notas de santidad al mundo actual. En ese sentido, creo que hay algunos aspectos de su santidad que son importantísimas para los argentinos en este 2024.

--¿Cuáles?

--La primera: una mujer inquieta y audaz que se animó en un tiempo de mucha dificultad (habían sido expulsados los jesuitas de las colonias españolas por Carlos III y, por tanto, del virreinato del Río de La Plata) a proponer los ejercicios espirituales justamente de jesuitas. Por lo tanto, parecía una eterna inconformista. No es que aceptó sin más que los jesuitas se fueran porque fueron expulsados, sino que se animó a más. A proponer los ejercicios espirituales que ellos ya no podían llevar adelante. Creo que, en ese sentido, está bueno el mensaje de no bajar los brazos. Y los argentinos no tenemos que bajar los brazos y no nos tenemos que conformar con estar siempre mal.

--¿Qué otros mensajes?

--La segunda: los ejercicios espirituales los realizaban más de quinientas personas que durante diez días participaban todas juntas en el mismo lugar. Familiares del virrey, miembros de la aristocracia porteña, familias sencillas, incluso esclavos. Diez días todos juntos, más allá de las diferencias en las ideas, en los orígenes y en la clase social. Los argentinos no tenemos ni cinco minutos para estar con alguien distinto, sino que nos estamos peleando. Con lo cual creo que Mama Antula nos enseña a dejar de lado las diferencias y vivir la fraternidad, que es tan necesaria entre nosotros.

--¿Hay más?

--Sí. En tercer lugar, una nota característica es la alegría. Mama Antula era devota de San Felipe Neri. Llevaba una reliquia de él, que es el patrono de la alegría. Creo que también ahí hay un mensaje de dejar de lado la queja constante, los diagnósticos que generan solamente pánico. Los argentinos somos especialistas en hacer diagnósticos de la realidad, pero creo que tenemos que tener a veces una mirada más propositiva, tenemos que animarnos a buscar la alegría, que no es un optimismo berreta, sino que es la alegría del evangelio, de la que tanto habla Francisco, que es saber que Jesús murió, resucitó y acompaña nuestra vida. Y para los cristianos esa es la mejor buena noticia.

--¿Somos muy quejosos los argentinos?

--Creo que tenemos que tener un corazón agradecido de que siempre alguna cosa buena nos pasa. No podemos tener siempre una mirada negativa y mirar solo la parte medio vacía del vaso. Eso nos va generando una tristeza que nos corroe el alma. Decían los santos padres que la tristeza termina siendo un gusano que nos come el corazón. Creo que tenemos que cuidarnos de eso y Mama Antula nos ayuda con su alegría.

--Cuántos mensajes detecta…

--Hay un corto mensaje. Quería llegar con el evangelio a todos. Entonces, nos enseña una vez más a ser una Iglesia en salida de la que tanto habla Francisco. Una Iglesia con el corazón misionero. Una Iglesia hospital de campaña que recibe a los heridos de la vida que tanto necesitan de esta buena noticia de la que hablaba antes, que es la noticia de Jesús, que murió y resucitó porque nos ama.

--¿Qué significa que esté presente en la canonización el presidente de la Nación?

--Creo que tiene un importante sentido institucional, significa el vínculo institucional que debe estar entre los Estados, en este caso entre la República Argentina con el presidente de turno, Javier Milei, y la Santa Sede. Creo que el presidente percibe que este es un hecho importante para la Iglesia argentina, la primera santa, y al mismo tiempo para el país: lo que es esta figura tan jugada del siglo XVIII y, entonces, institucionalmente, participa de la canonización y la posterior audiencia con el Santo Padre.

--¿Visitará el Papa la Argentina?

--El Papa tiene ganas. Así lo expresó. Y el pueblo quiere ver a su pastor. Ojalá se concrete.

Fuente: Clarín