Miércoles 23.06.2021

EN UNA CASA RELIGIOSA DE BOULOGNE

Detienen a una monja denunciada de presuntos abusos en un hogar

Se trata de una religiosa del Hogar de las Hermanas Trinitarias, acusada de abusar sexualmente de varias menores de edad. Comunicado del obispado de San Isidro. Descargo y respaldo a la denunciada por parte de la congregación.
Comparte

Una religiosa fue detenida este miércoles por efectivos de la Policía Bonaerense acusada de abusar sexualmente de varias menores que se encontraban alojadas en un hogar de la localidad bonaerense de Boulogne, en el partido de San Isidro, informó una fuente policial.

El operativo se realizó este en el Hogar de las Hermanas Trinitarias situado en avenida Doctor Ricardo Balbín al 700, en jurisdicción de San Isidro, donde la policía detuvo a una mujer conocida como sor Marina.

La fuente detalló que la detención se ordenó a partir de una causa que instruye la UFI Especializada en Delitos Conexos a la Trata de Personas de San Isidro.

Durante la instrucción, se probó a través de testimonios y de Cámara Gesell el abuso a varias menores alojadas otro Hogar de Boulogne donde el año pasado se encontraba la ahora detenida.

En la denuncia tomaron intervención también la Dirección de la Niñez y Adolescencia de la Municipalidad de Tres de Febrero; la Dirección de la Niñez y Diversidad Sexual de la comuna de Pilary el Servicio Local de Promoción y Protección de los Niños, Niñas y Adolescentes de Tigre.

El obispado de San Isidro, en cuyo territorio está la residencia religiosa, difundió un comunicado ante la detención de una monja que vivía y trabajaba en el Hogar Comunidad de Hermanas Trinitarias, de la localidad bonaerense de Boulogne, a raíz de las denuncias de abusos presentadas ante la Justicia por menores de edad residentes en esa casa.

La curia sanisidrense ratificó la continuidad del proceso canónico iniciado en abril pasado, ante la demora de las actuaciones por parte de la congregación, y se puso a disposición de la Justicia y también ofreció “los organismos propios de Protección de Menores para contener y acompaña a quienes se encuentren en grave situación de vulnerabilidad”.

Por su parte, las Hermanas Trinitarias hicieron su descargo y manifestaron su apoyo incondicional a la religiosa detenida tras una denuncia por supuesto abuso sexual a una menor de edad y destacaron que estos hechos producen un “perjuicio irreparable que con todo ello se está generando en una congregación centenaria que ayuda denodadamente a jóvenes en todo el mundo”.

“A partir de un episodio cuanto menos confuso y que requiere de una investigación profunda de la Justicia a la que la propia hermana se ha sometido voluntariamente desde hace semanas, que se hable de una manera generalizada y sin ninguna información real en contra de ella y de la institución, es una verdadera tragedia”, expresa la congregación en un comunicado.

“Confiamos en Dios y en la justicia argentina, y estamos convencidas que todo esto se aclarará debidamente con una investigación judicial, con la cual colaboraremos en todo lo que sea necesario, invitando a las autoridades a conocer el lugar y la obra de bien que hacemos hace tanto tiempo, y ofrecemos los testimonios de todas aquellas chicas que ante la noticia en los medios se han puesto a disposición para declarar la obra y la calidad humana de todas las Hermanas Trinitarias, por supuesto incluida la hermana Marina que tanto está sufriendo en estos momentos”, subraya.

“Solo pedimos tener conciencia que, todo lo que injustamente se dice hoy sin certeza alguna y sin un conocimiento real de lo sucedido no va a tener remedio en el futuro, y quizás hasta termine quitándoles a muchas chicas que dependen de las Hermanas Trinitarias la oportunidad de una vida mejor, concluye.

Fuente: Agencias