JUDIOS. FECHAS FUNDAMENTALES DEL CALENDARIO HEBREO

Días de reflexión y balance

La noche del domingo comienza el año 5776, festividad de Rosh Hashaná, y empiezan diez días, hasta el Iom Kipur, en que Dios juzga a los hombres.
Comparte

Tzvi bar Itzjak

La noche del domingo 13 de setiembre se inaugura en el calendario judío el inicio del año 5776, en el que se recuerda la simbólica creación del mundo acorde a como lo relata el libro de Génesis en sus primeros capítulos. Esta festividad conlleva además otros nombres. El más conocido es Rosh Hashaná, que significa “cabeza de año” (rosh-cabeza / shaná-año).

Esta denominación tiene su antecedente en el Talmud, código de la antigüedad, en el que se cita el festejo de otros 4 “años nuevos” dentro del mismo calendario, o sea 4 inicios diferentes: a) el primero es en el mes de Nissan (aproximadamente abril), fecha que marcaba la cuenta del comienzo de los reinados de Israel. b) El segundo es en el mes de Elul (aprox. agosto) que corresponde al principio de las cuestiones ligadas con las ofrendas animales que se otorgaban en el Templo de Jerusalén. c) El tercero es el primero de Tishrei, año nuevo de la creación del mundo (el que ahora comenzamos a festejar). d) El cuarto es el decimoquinto día del mes de Shevat (aprox. febrero) el cual es considerado año nuevo de los árboles. Su objeto era indicar los frutos de qué árboles podían consumirse, ya que el precepto bíblico ordena no ingerir el producto de aquellos que no hayan cumplido 4 años de haber sido plantados.

Iom Teruá es el segundo nombre y hace alusión al tradicional toque del shofar, acto que se realiza en estos sagrados días. El shofar es un cuerno de carnero, utilizado como instrumento de viento (trompeta) cuyo sonido es penetrante y conmovedor. Es un precepto característico hacer sonar el shofar durante las mañanas de esta festividad, y es interpretado por los maestros del Talmud como un despertador de nuestra alma que nos incentiva a arrepentirnos por los errores cometidos durante el año, y nos motiva a solicitar el perdón.

Iom Hadin (“Día del Juicio”) es el tercer nombre de esta conmemoración. Hace referencia a que, según la tradición judía, en estos diez días hasta Iom Kipur, Dios juzga a su creación para darle más vida en el año que se inicia. Estas jornadas son entendidas como de introspección y balance de nuestras acciones, a las que se le añaden plegarias para que nuestra existencia sea próspera y significativa. El último de los nombres es Iom Hazikaron, o “Día de la Memoria”, ya que se le solicita al Eterno que, en el juicio que lleva a cabo ante cada uno de nosotros, se nos recuerde con benevolencia y piedad.