URBI ET ORBI

Editorial Claretiana evoca a su fundador

Comparte

El 2 de agosto se cumplieron cien años del nacimiento del padre Alfonso Milagro, misionero claretiano, que a sus 41 años, da el primer impulso a lo que se convertirá, con el tiempo, en la Editorial Claretiana, uno de los grandes medios evangelizadores en el mundo de las publicaciones. Su estilo personal, reflejado en todas sus obras y en la de mayor éxito, “Los cinco minutos de Dios”, expresa su deseo de facilitar el encuentro con el Señor, a través de reflexiones sencillas que pueden leerse en cualquier lugar o momento. Ese estilo, que marcó a la editorial, se refleja en muchas de sus publicaciones actuales, a través de una muy cuidada edición de los textos. “Reflexiones para la vida o la misma vida en reflexiones”, como le gustaba decir al Padre Milagro. Ese uso pastoral se extiende a colegios, catequesis para la confirmación, encuentros de jóvenes o grupos de oración. En sus catálogos, la amplitud de temas incluye la dignidad, la pobreza, la oración desde la vida de los santos, la sexualidad, el papel de la mujer en la Iglesia y la educación. Desde sus inicios, sigue fiel al servicio evangelizador “desde la periferia de la existencia”, como invita el Papa. También hace a su identidad la frase de San Antonio María Claret que acuñó como propia: “El libro es un evangelizador infatigable, un misionero que nunca calla”. Claretiana sigue conservando el mismo local en la Ciudad de Buenos Aires, frente a la Plaza Constitución.