washington

EE.UU.: Atacan una iglesia en medio de las protestas por George Floyd

Es el templo protestante de San Juan, histórico porque se ubica frente a la Casa Blanca y allí acuden todos los presidentes desde 1815. El domingo manifestantes la vandalizaron y provocaron un incendio en la sacristía
Comparte

El fuego de las protestas multitudinarias por la muerte del afroamericano George Floyd, a manos de un policía blanco, golpeó el domingo a la Iglesia Episcopal de San Juan ubicada en frente a la Casa Blanca, en Washington.

Conocida también como la “iglesia de los presidentes”, por ser el recinto religioso al que acude tradicionalmente el jefe de Estado, el templo sufrió daños al estar en las cercanías de las manifestaciones.

Aunque las protestas fueron en gran parte pacíficas por la tarde y la noche del domingo, pequeños grupos de personas comenzaron a encender fuegos y a romper ventanas una vez que cayó la oscuridad. El Departamento de Policía informó que está "respondiendo a los múltiples incendios que se han producido intencionadamente en la ciudad, incluyendo el de la Iglesia Episcopal de San Juan".

El incidente se produjo poco después de que el rector de la iglesia, Rob Fisher, anunciara que el templo había sido reforzado y sus objetos de valor se habían puesto a salvo después de sufrir vandalismo y grafitis en la estructura la noche del sábado.

"Esta mañana aseguramos, lo mejor que pudimos, nuestros objetos más valiosos", comentó Fisher en la misiva citada por medios estadounidenses.

Poco después de las 22, un grupo de manifestantes derribó la bandera estadounidense que cuelga afuera de la iglesia de color amarillo manteca. El símbolo nacional fue arrojado después al fuego cercano.

Una puerta o ventana de vidrio se hizo añicos en el lugar, donde en un grafiti se podía leer: “El diablo está al otro lado de la calle", en referencia a la Casa Blanca.

Bajo la escolta policial, los bomberos de la ciudad de Washington rápidamente extinguieron las llamas y descartaron daños significativos al inmueble construido en 1815.

De acuerdo con el sitio web del templo, todos los presidentes de Estados Unidos, desde James Madison (mandatario de 1809 a 1817), han asistido al menos a un servicio religioso allí.


Fuente: RT / La Razón