#25N Día de la Libertad Religiosa en Argentina

El CALIR denuncia "sistemática y pública” agresión contra la religión

La organización que agrupa a referentes de los credos atribuye estos ataques a “ciertas ideologías” que van contra la religión y contra quienes quieren ajustar su vida y conducta a las exigencias de su propia fe. Destaca la ejemplar convivencia religiosa.
Comparte

El Consejo Argentino para la Libertad Religiosa denunció una “agresión sistemática y pública” contra la religión en la Argentina, por lo que hizo un enérgico llamado a las autoridades públicas de todos los niveles, legisladores, jueces, y ciudadanos en general, a “redoblar el compromiso en la defensa de la libertad religiosa en todas sus dimensiones”.

“Del mismo modo que no hay en nuestra Patria conflictos entre comunidades religiosas, sí existe una agresión sistemática y pública desde ciertas ideologías contra la religión en general y contra quienes quieren ajustar su vida y conducta a las exigencias de su propia fe”, advirtió en una declaración.

La organización que agrupa a referentes de los principales credos recordó en una declaración que este 25 de noviembre se cumplen 40 años de la proclamación por la Asamblea de las Naciones Unidas de la Declaración sobre la Eliminación de todas las Formas de Intolerancia y Discriminación Fundadas en la Religión o las Convicciones.

Asimismo, indicó que desde hace años, por iniciativa de ese consejo, el 25 de noviembre se celebra en la Argentina el “Día de la Libertad Religiosa”. Fecha que también ha dispuesta por varias legislaturas provinciales, y que el CALIR desea que esta conmemoración “obtenga un alcance nacional”.

“¿Por qué un ‘Día de la Libertad Religiosa’? Porque es necesario llamar la atención sobre la relevancia de este derecho fundamental, el primero de los derechos, y recordar la necesidad de defenderlo y fortalecerlo frente a múltiples amenazas”, fundamentó.

El CALIR destacó que en la Argentina se goce en general de una amplia libertad religiosa, lo cual  “es una razón para celebrar” y también consideró “ejemplar” la convivencia entre comunidades religiosas en el país.

“Pero también es verdad que no faltan motivos de preocupación”, advirtió.

Entre otros ataques a este derecho, el CALIR detalló: “El ejercicio de la libertad religiosa fue fuertemente limitado durante la extensa cuarentena en 2020. Este mismo año se ha querido limitar las celebraciones religiosas con excusa de las elecciones. En la esfera individual, el derecho a la objeción de conciencia es fuertemente limitado o directamente negado en distintas situaciones”.

“También nos preocupa la posible adhesión de la Argentina a una convención internacional (ya aprobada en la Cámara de Diputados) que permite una enorme restricción a la libertad de expresión, pero también a las libertades educativa y religiosa, razón por la que muy pocos países la han firmado y casi ninguno la ha ratificado”, sostuvo.

“Del mismo modo que no hay en nuestra Patria conflictos entre comunidades religiosas, sí existe una agresión sistemática y pública desde ciertas ideologías contra la religión en general y contra quienes quieren ajustar su vida y conducta a las exigencias de su propia fe”, agregó.

En esta fecha especial, el Consejo Argentino para la Libertad Religiosa hizo “un enérgico llamado a las autoridades públicas de todos los niveles, legisladores, jueces, y ciudadanos en general, a redoblar el compromiso en la defensa de la libertad religiosa en todas sus dimensiones”.

“No es tarea para pocos, sino para todos quienes quieran defender la vigencia de los derechos humanos en su integridad y sin exclusiones”, concluyó.

La declaración alusiva a la fecha lleva las firmas del presidente del CALIR, Juan G. Navarro Floria y de su secretario, Adrián Maldonado.

Fuente: CALIR