Miércoles 17.04.2024

Gestiones para parar la guerra en Ucrania

El cardenal Zuppi dice que su misión fue bien recibida en China

Después de regresar de su visita a Beijing, el enviado especial del Papa Francisco para buscar la paz habló de “una conversación franca, con un importante intercambio de opiniones y perspectivas para el futuro” que "es ciertamente un avance positivo".
Comparte

El cardenal Matteo Zuppi regresó a Italia el mes pasado después de su misión de tres días a Beijing, China, como parte de su papel como enviado especial del Papa Francisco para buscar la paz en Ucrania.

En declaraciones a TV2000, emisora ​​de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI), de la que es presidente, el cardenal Zuppi afirmó que su misión recibió “una considerable atención por parte del gobierno chino”.

El cardenal italiano y arzobispo de Bolonia habló de “una conversación franca, con un importante intercambio de opiniones y perspectivas de futuro”. Añadió que todos “deben presionar en la misma dirección, que debe ser encontrar la clave para una paz justa y segura”.

Zuppi destacó la importancia del trabajo voluntario del ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, para iniciar un diálogo y reunirse con él. Digo que el desarrollo es “importante porque la paz se logra dialogando y buscando caminos posibles y necesarios”.

El cardenal anunció que se trata “sin duda de un paso adelante positivo y en línea con la visión del Papa Francisco”.

En términos de buscar la paz diplomáticamente, Zuppi dice que “la pelota no está sola en Ucrania. Todos deben jugar. Ucrania se ha comprometido y ha presentado sus propuestas. En realidad, todos deben participar en la búsqueda de la paz”.

Durante su visita a Rusia los días 28 y 29 de junio, el cardenal se reunió en ocasiones con Yuri Ushakov, asesor de política exterior del Kremlin.

También se reunió con María Llova-Belova, comisionada presidencial rusa para los derechos de la infancia, para abordar las preocupaciones de los niños ucranianos en Rusia, así como con el patriarca ortodoxo ruso Kirill.

Fuente: Noticias del Vaticano