JUDAISMO

El descanso fue una fiesta

Por: María Montero

Más de 10 mil personas asistieron al "Shabat Argentina", junto al Planetario, que busca integrar a la comunidad judía en torno a sus tradiciones religiosas.
Comparte

Más de 10 mil personas celebraron el Shabat, la consagración judía al día de descanso, el
23 de octubre pasado, frente al Planetario. El encuentro formó parte del Shabbos Project, un programa creado hace un año en Sudáfrica por el rabino Warren Goldstein, que tiene como objetivo integrar a la comunidad judía y fortalecer su participación en torno a las tradiciones y la vida comunitaria.

Para ello, Goldstein ideó una actividad de tres días. El jueves invitaba a todas las mujeres a aprender a cocinar el jalá (pan trenzado tradicional de la mesa sabática). El viernes abrió todas las sinagogas para cenas sabáticas, proponiendo que cada familia judía invitara a su hogar a aquellas personas que nunca lo practicaban. Y el sábado a la noche, con la culminación del shabat, se celebraba la havdalá, que divide el día santo de los días comunes, en una gran concentración festiva compartida.

Este evento en Sudáfrica tuvo una participación tan masiva que Goldstein fue contagiando a todas las comunidades, hasta lograr que este año se realizara, simultáneamente, en 460 ciudades alrededor del mundo. Buenos Aires, Córdoba, Rosario, Mendoza y Bahía Blanca, de Argentina, también se unieron a la propuesta.

Según explica Claudio Avruj, subsecretario de Derechos Humanos del gobierno porteño, “la inspiración del rabino era que toda la familia judía pudiera vivenciar la belleza del shabat, y en especial de la cena sabática que, junto con la Torá, es lo más emblemático del pueblo judío”.

El “Shabat Argentina”, liderado por el rabino Daniel Oppenheimer, de la comunidad Ajdut Israel, movilizó en Buenos Aires, a más de 5000 mujeres para el amasado del jalá y al doble de participantes el sábado a la noche. Muchos de ellos fieles de otras religiones, que se acercaron a conocer y compartir la experiencia.

El evento finalizó con un concierto de canciones tradicionales judías a cargo de Lionel Mizrahi junto a la orquesta del maestro Matías Shapira. “A partir de este año, el Shabbos Project forma parte de la agenda de gobierno –puntualiza Avruj-, igual que los programas “Buenos Aires celebra Kosher” y “Los encendidos de Janucá” en las plazas porteñas, todos inspirados en sumar acciones para un mayor pluralismo cultural”.