una necesidad a pesar de la pandemia

El hospital pediátrico del Papa da consejos para la vuelta a clases

Especialistas del Bambino Gesù recomiendan que las medidas preventivas se incorporen a través de rutinas. También, que los adultos no les transmitan ansiedad a los menores. Hay sugerencias para padres, docentes y alumnos.
Comparte

La vuelta a la escuela en la época de COVID-19 trajo novedades para los niños, adolescentes, padres y maestros: cambian las formas de relación (límites al contacto físico y al intercambio de materiales), la organización de los espacios (aulas, escritorios individuales, pasillos, comedor escolar) y la forma de comunicación (uso de la mascarilla).

Estas nuevas reglas son muy distintas de lo que uno está acostumbrado y pueden generar confusión y ansiedad, explicaron desde el hospital Bambino Gesù de Roma, conocido como el “hospital del Papa”. Su revista “A scuola di salute”, del Instituto para la Salud, dio una serie de consejos para poder regresar a las aulas con más seguridad.

Las recomendaciones están dirigidas a los padres, a los docentes y a los jóvenes.

A los padres, los expertos del hospital pediátrico de la Santa Sede aconsejan que eviten transmitir ansiedad a sus hijos ante el contexto de pandemia en que van a reincorporarse a sus estudios.

Para ello, recomiendan que se desarrollen rutinas que faciliten la adopción de las medidas preventivas. Por ejemplo, para los más pequeños, sugieren inventar juegos con la mascarilla que les recuerden la necesidad de usarla.

A los profesores, aconsejan que destaquen ante sus alumnos la utilidad de las medidas de protección que deberán respetar e involucrarlos en los cambios para que los asuman como propios.

También se señala la importancia de desarrollar nuevas formas de comunicación no verbal, un refuerzo ante las dificultades relacionadas con la comunicación cuando se emplea la mascarilla.

A los niños y jóvenes, sobre todo para los más chicos, los expertos del hospital del Papa recomiendan confiar en sus padres y profesores y dejarse guiar por ellos para integrar en sus rutinas las novedades del regreso a la escuela.

También les sugiere que no tengan miedo a hacer preguntas, a plantear dudas y poner los medios para sentirse parte de un grupo que trata de proteger a todos sus integrantes, sobre todo a los más jóvenes.

Para regresar a la escuela con seguridad el hospital Bambino Gesù se suma a las recomendaciones y reglas del Comité Técnico-Científico del Ministerio italiano de la Salud.

Esas recomendaciones son medir la temperatura antes de salir de casa y, si la temperatura es superior a los 37,5ºC, avisar al pediatra del niño; emplear el tapaboca que es obligatorio a partir de los 6 años de edad, sobre todo en los espacios comunes. Solo se podrá retirar la mascarilla cuando el alumno esté sentado en clase con la adecuada distancia de seguridad con sus compañeros.

Se recomienda también el control de los síntomas en clase. Si un niño presenta síntomas cuando está en el colegio, debe ser sometido al aislamiento en un área establecida para el caso, siempre con la asistencia de un adulto, y avisar a los padres.

El Bambino Gesù aconseja también que, en caso de que un niño resulte positivo en el test de COVID-19, se realicen las necesarias investigaciones por parte del sistema público de salud para decidir las medidas a adoptar.

Por último, se insiste en que, si se sospecha que el niño ha estado en contacto con un caso confirmado o probable de COVID-19 en los 14 días previos a la aparición de los primeros síntomas, debe permanecer en casa y recibir la visita del pediatra.


Fuente: ACI / Vatican News