Miércoles 22.05.2019

ISLAMICOS. RESPUESTA AL DESAFIO DE LA POBREZA Y LOS DESPLAZADOS

El Islam, al servicio del hombre

Por: Firas Elsayer (Centro Islamico de la Rep Arg)

A lo largo de la historia, realizó un sinnúmero de aportes para el desarrollo del comercio y la industria de los pueblos. Sin el florecimiento que tuvo el mundo islámico en la Edad Media no hubiera sido posible la llamada revolución industrial europea.
Comparte

Firas Alsayed *

El Islam nos permite perfeccionar la relación con el Creador con nosotros mismos, con la sociedad y el progreso de la Nación. Dios dice en el Corán: “Por cierto hemos establecido la licitud del Comercio y la ilicitud de la Usura”. El Islam menciona la importancia que tiene el trabajo, la producción y el comercio como promotores fundamentales del bienestar y el crecimiento del desarrollo humano.

A lo largo de la historia, el Islam ha realizado un sinnúmero de grandes aportes al desarrollo comercial de los pueblos y, por lo tanto, al comercio internacional. En la Edad Media incuestionable- mente el comercio, la industria, la tecnología y la innovación tuvieron un apogeo y florecimiento en el mundo islámico; por cierto, bastante antes que en la “revolución industrial europea”, sin lo cual ésta no hubiera sido posible.

De hecho, en la Edad Media el libre cambio, el comercio y el intercambio sin fronteras se practicaba en todo el norte de África, Medio Oriente y gran parte de Asia, llegando a China. La exploración, por ejemplo, de todas estas regiones fue mucho antes de Marco Polo, realizada por “el Príncipe de los Viajeros Ibn Battuta”.

Los desarrollos en ingeniería permitieron a los musulmanes disponer de innovaciones tecnológicas propicias para un gran crecimiento de sus economías y del comercio entre las diferentes regiones exploradas hasta ese entonces por el hombre.

La industria alimentaria, metalúrgica, del papel, y de tantos otros ámbitos de la producción fueron dominadas por las sociedades islámicas, que tenían un gran desarrollo de procesos, de investigación y de experimentación.
Pero fueron sin lugar a dudas los factores de idoneidad de medios de transporte, puertos seguros y claridad en los sistemas de cambio los que potenciaron los factores de crecimiento.

En el ámbito del conocimiento cabe destacar la fundación de las primeras universidades que conocería el mundo en Damasco, El Cairo y Bagdad, pero secundadas por la de la ciudad europea de Córdoba, en Andalucía, España, a la cual visitaban los monarcas de la Europa medieval para llevar a sus hijos a estudiar las ciencias. Dicho sea de paso, las ciudades más pobladas estaban en el Andalus, España, antes que cualquier otra zona de Europa.

La visión centralista de un mundo en el que sólo los europeos eran los promotores de la ciencia, el desarrollo y comercio, en fin, del progreso, quedó claramente cuestionada en la primera emancipación de los pueblos americanos. Actualmente, una nueva lectura de los hechos que rodean a nuestra América, nos hablan de la importancia de la nueva emancipación cultural y filosófica.

Igualmente, en el caso del Islam, al observarlo, no de una manera despectiva y cuestionadora, sino con objetividad, con seriedad, se concluye en la importancia que tiene como sistema que ayuda al perfeccionamiento y la excelencia al servicio del hombre.

También, en su aporte a la formación de un ser humano cabalmente responsable, capaz de proteger el medio ambiente, promover el desarrollo sustentable y el equilibrio social a través del trabajo, la producción, el comercio, la educación, la cultura; en su contribución a una sociedad que comprende la importancia de una distribución equitativa de la riqueza, consciente de los desafíos que implican la pobreza y los miembros desplazados de una comunidad, los oprimidos y los débiles.

El Islam prohíbe los excesos de acumulación y sus derivados, y por eso establece el Zakat (3o pilar del Islam). Al mismo tiempo que le brinda al ser humano un rol a todas luces consciente y responsable acorde a su posición en el mundo. Y ante un Dios que le ha brindado los recursos y potencial adecuados para la planificación en el logro de ese mandato.

* Centro Islámico de la Rep. Arg.