Mensaje a las Obras Misionales Pontificias

El Papa a misioneros: "Miren hacia afuera, la Iglesia no es una aduana"

Francisco dio diez consejos para el camino misionero. Llamó a evitar el proselitismo y convertir esta obra de la Iglesia en una ONG, al advertirles que su tarea es servir a las comunidades y no controlarlas como una dependencia de frontera.
Comparte

El papa Francisco aconsejó este jueves a los misioneros evitar el proselitismo y no convertirse en una ONG, en su mensaje a las Obras Misionales Pontificias (OMP), que deberían haberse reunido en Roma para la asamblea general anual, pospuesta debido a la pandemia.

En su mensaje, Francisco recorre los que deben ser los "rasgos distintivos" de la misión y señala que en primer lugar "la Iglesia crece en el mundo por atracción y no por proselitismo".

Otra característica del misionero, agrega el Papa, debe ser "la gratitud y la gratuidad", porque "el fervor misionero nunca se puede obtener como resultado del razonamiento o el cálculo".

"El Evangelio solo puede anunciarse con humildad" y "sin arrogancia", agregó Francisco, quien recordó además que"la preferencia por los pequeños y los pobres no es opcional para la Iglesia".

El Papa enumeró también algunos puntos que deben evitar los misioneros como la "autorreferencia",es decir, "el riesgo de prestar atención a la auto-promoción y celebrar las propias iniciativas en clave publicitaria".

También deben evitar "el reclamo de ejercer funciones de control hacia las comunidades a las que estos cuerpos deberían servir" así como considerarse "una clase alta de especialistas".

"Facilitar, no complicar”, pidió, y recordó que “'salir' en misión para llegar a las periferias humanas no quiere decir vagar sin dirección ni sentido, como vendedores impacientes que se quejan de que la gente es muy ruda y anticuada como para interesarse por su mercancía. A veces se trata de aminorar el paso para acompañar a quien se ha quedado al borde del camino”.

“La Iglesia no es una aduana (…). No pongamos obstáculos al deseo de Jesús, que ora por cada uno de nosotros y nos quiere curar a todos, salvar a todos”, sostuvo.

Asimismo, animó a la cercanía en lo cotidiano, porque “Jesús no encontró a sus discípulos en un convenio, ni en un seminario de formación, ni en el templo”, sino en sus quehaceres diarios, y “caminando juntos, con los demás”.

Francisco también pidió "no transformar las Obras Misionales Pontificias en una ONG dedicada por completo a recaudar fondos" y advirtió de que si en algunas áreas falla la recolección de donaciones generalizadas "uno no debe verse tentado a cubrir el problema simplemente buscando a grandes donantes".

En el uso de los fondos recaudados, el Papa subrayó la necesidad de "tener en cuenta las necesidades primarias de las comunidades" evitando formas de bienestar que corran el riesgo de alimentar fenómenos de "patrocinio parasitario".

Fuente: Agencias