Audiencia con comunidad de creyentes LGBT

El Papa a padres de homosexuales: "La Iglesia no excluye a sus hijos"

"La Iglesia ama a sus hijos tal como son, porque son hijos de Dios", dijo al recibir a una asociación italiana de padres de hijos LGBT. Le transmiten la dura experiencia de los homosexuales católicos y le regalan un libro y una remera con el arco iris.
Comparte

"En el doloroso viaje que, como creyentes LGBT, cada uno de nosotros ha hecho, confieso que no me habría imaginado que hubiéramos llegado a esta etapa. Reunirnos en audiencia con el Santo Padre". Son palabras de uno de los representantes de la asociación italiana Tenda di Gionata, de padres e hijos LGBT. Aproximadamente 40 de sus miembros fueron recibidos este miércoles en el Vaticano.

El Papa Francisco los saludó con cercanía y, al final de la audiencia, la vicepresidenta de la asociación, Mara Grassi, le entregó junto a su marido un ejemplar de Padres afortunados. El volumen sintetiza las experiencias eclesiales, a menudo muy duras, que han tenido que atravesar las personas homosexuales y católicas.

Junto a esos testimonios, la asociación también ha incluido cartas con peticiones concretas y críticas al trato recibido por la Iglesia, que ha olvidado o estigmatizado a la comunidad LGBT. "La Iglesia no los excluye", respondió Francisco. "Ama a sus hijos tal como son, porque son hijos de Dios".

Como ha publicado Avvenire.it, la asociación le regaló al pontífice una camiseta del arco iris con las palabras "En el amor no hay temor" (1 Jn 4:18). Francisco sonrió al recibirla, en un momento del que Grassi ha destacado la "profunda armonía que no olvidaremos".

La homosexualidad, también en la Iglesia, "debe encontrar la plena ciudadanía", declara otra de las madres de la asociación, que confiesa haber sufrido, mano a mano con su hijo, el rechazo de la comunidad creyente.

La dificultad de aceptación personal, familiar y después eclesial cubre las experiencias reunidas en Padres afortunados. Algunas de ellas han terminado en reconciliación, pero otras en separación de la familia y de las instituciones de la Iglesia.

"Mi hijo eligió ser agnóstico para salvaguardarse", explica otro testimonio, y agregó: "El estudio de todos los documentos eclesiales oficiales en los que profundizó para su tesis en Antropología Cultural fueron su corona de espinas".

Fuente: RD