Miércoles 12.06.2024

Mientras avanza la misión de paz del Vaticano

El Papa habla de la situación en Ucrania con el embajador ruso

El pontífice recibió las cartas credenciales de Ivan Soltanovsky sobre la próxima segunda visita a Moscú del enviado papal, cardenal Matteo Zuppi, para resolver "una serie de problemas humanitarios". Acordaron continuar con el diálogo "honesto y abierto".
Comparte

El Papa Francisco se reunió el lunes con el nuevo embajador ruso en el Vaticano y hablaron de los esfuerzos del pontífice para llevar la paz a Ucrania, indicó el Vaticano.

Ivan Soltanovsky, un diplomático de larga trayectoria, presentó su acreditación formal al jefe de la Iglesia Católica de 86 años, según un comunicado del Vaticano.

"Discutieron, en particular, de la misión del enviado especial papal a Ucrania, el cardenal Matteo Zuppi, destinada a resolver una serie de problemas humanitarios", dijo Soltanovsky a la agencia de noticias oficial rusa Tass.

"Acordaron continuar un diálogo honesto y abierto con la Santa Sede, tradicionalmente construido sobre la base del respeto mutuo", agregó el diplomático.

A principios de este año, el papa nombró a Zuppi, el jefe de la Conferencia Episcopal de Italia, para dirigir una misión de paz para tratar de detener el conflicto.

Zuppi visitó luego Kiev, Moscú, Pekín y Washington, donde se reunió con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, sugirió la semana pasada que el cardenal regresaría a Moscú.
"Los esfuerzos con el Vaticano, cuyo enviado volverá, continúan (...) Estamos listos para reunirnos con todos, estamos listos para hablar con todos", dijo Lavrov según la agencia Tass.

El Papa Francisco pidió reiteradamente la paz en Ucrania aunque en los primeros meses tras la invasión rusa, en febrero de 2022, fue criticado por no calificar a a Moscú como agresor.

El día después de la invasión hizo una visita personal a la embajada rusa en la Santa Sede para "expresar su preocupación por la guerra", dijo entonces el Vaticano.

Fuente: AFP