Visita a Crisóstomo II y con el Santo Sínodo

El Papa pide "gestos audaces" para la unidad de católicos y ortodoxos

Francisco llamó a deponer las diferencias que los separan desde siglos para poder trabajar juntos a favor de la educación, la caridad y la promoción de la dignidad humana. El líder ortodoxo denunció "un plan de limpieza étnica" de Turquía contra Chipre.
Comparte

El Papa Francisco pidió este viernes a católicos y a ortodoxos que pongan a un lado las diferencias que los separan desde siglos para poder trabajar en favor de la educación y la caridad, al visitar hoy a los representantes de la Iglesia ortodoxa en la segunda jornada de su viaje a este país.

Francisco, que siempre ha abogado por el ecumenismo o la unidad de los cristianos, dio un paso más al reunirse con Crisóstomo II, arzobispo ortodoxo de Chipre, en el palacio arzobispal y después con el Santo Sínodo, la máxima institución de esta Iglesia, en la catedral de Nicosia.

Sentado junto con el resto de los representantes del Sínodo en esta nueva catedral, el pontífice deseó "de corazón" que aumenten "las posibilidades de encontrarse de conocerse mejor", de "derribar muchos preconceptos" y de disponerse "para una escucha serena de las respectivas experiencias de fe".

"Este magnífico gesto sugiere que para revitalizarnos en la comunión y en la misión hemos de tener la valentía de despojarnos de aquello que, aun siendo valioso, es terrenal, para favorecer la plenitud de la unidad", dijo, pero matizó que no se refería a lo que es sagrado, "sino al riesgo de absolutizar ciertos usos y costumbres que no son esenciales para vivir la fe", dijo Francisco.

Los católicos y los ortodoxos mantienen fuertes diferencias, hasta ahora irreconciliables, en materia de doctrina y de rito sobre la Eucaristía, el significado de la Santísima Trinidad o el mensaje de la resurrección de Cristo.

En un discurso muy conciliador, el papa destacó: "No nos dejemos paralizar por el temor de abrirnos y de realizar gestos audaces, no secundemos el carácter irreconciliable de las diferencias que no encuentra correspondencia en el Evangelio. No permitamos que las tradiciones en plural y con la 't' minúscula tiendan a prevalecer sobre la Tradición en singular y con la 't' mayúscula".

E instó a "dejar de lado teorías abstractas" ya trabajar "juntos codo a codo, por ejemplo, en la caridad, en la educación y en la promoción de la dignidad humana".

"Cada uno mantendrá las propias maneras y el propio estilo pero, con el tiempo, el trabajo conjunto acrecentará la concordia y se mostrará fecundo", agregó.

También lamentó que en la actualidad aún "hay falsedades y engaños que el pasado nos pone delante y que obstaculizan el camino" y que "siglos de división y distancias que han llevado a asimilar, aun involuntariamente, no pocos prejuicios hostiles respecto a los demás, preconceptos basados a menudo en informaciones deficientes y distorsionadas, divulgadas por una lectura agresiva y polémica".

En su cargo desde 2006, Crisóstomo ofició este viernes de portavoz de las graves denuncias de los chipriotas frente a la ocupación turca que, desde 1974, mantiene ocupado el tercio norte de la isla en el que ha fundado la República Turca del Norte de Chipre, solo reconocida por Ankara.

"Turquía nos ha atacado ferozmente y se ha apoderado del 38% de nuestra patria por la fuerza de sus armas, los habitantes fueron expulsados ​​con lanza y fuego, fueron sacados de sus hogares paternos", denunció el líder ortodoxo, antes de culpar a la ocupación turca de haber "confiscado las Iglesias bizantinas" que había en el Norte de la isla y que fueron convertidas en mezquitas, para el culto de la mayoría musulmana turca.

Turquía, según el líder ortodoxo, "ha desarrollado un plan de limpieza étnica" en Chipre, con la expulsión de 200.000 cristianos de sus casas, denunció.

Luego, al hablar frente a representantes del Santo Sínodo, la máxima autoridad de la Iglesia ortodoxa del país, Francisco convocó a evitar la resignación "frente a las divisiones del pasado y a cultivar juntos el campo del Reino, con paciencia, asiduidad y de modo concreto".

"Porque si dejamos de lado teorías abstractas y trabajamos juntos codo a codo, por ejemplo, en la caridad, en la educación y en la promoción de la dignidad humana, redescubriremos al hermano y la comunión madurará por sí misma, para gloria de Dios", aseveró.

"Cada uno mantendrá las propias maneras y el propio estilo pero, con el tiempo, el trabajo conjunto acrecentará la concordia y se mostrará fecundo", los animó por último.

El Papa viajará mañana a Grecia donde también tiene previsto entrevistarse con el arzobispo ortodoxo Jeromino II.

Fuente: Agencias