audiencia con expertos en esta lucha

El Papa quiere que la trata se considere crimen de lesa humanidad

Para Francisco, el delito "constituye una violación injustificable de la libertad y la dignidad de las víctimas". Lamentó que en el mundo actual haya características que dificultan su erradicación.
Comparte

El papa ha pedido que la trata de seres humanos se ha considerado "un crimen de lesa humanidad", porque "se ha encontrado una violación injustificable de la libertad y la dignidad de las víctimas, las dimensiones constitutivas del ser humano deseado y creado por Dios".

"La trata de seres humanos es una de las manifestaciones más dramáticas de esta mercantilización", ha señalado el Pontífice.

Francisco se ha reunido con activistas, religiosos, fieles coordinadores de proyectos y expertos en diferentes partes del mundo que se ocupan en diferentes ámbitos de la lucha contra la trata de personas y atender a las víctimas de esta plaga.

En el marco de una conferencia internacional organizada por la sección de migrantes y refugiados del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, el Papa ha lamentado que "el mundo actual se mantiene triste por situaciones que dificultan" la erradicación de la trata.

"La trata, en efecto, la humanidad de la víctima, ofendiendo su libertad y su dignidad. Pero, al mismo tiempo, deshumaniza a quienes la llevan un cabo, negándoles el acceso a la vida en abundancia. La trata, en fin, Daña gravemente a la humanidad en su conjunto, destrozando a la familia humana y al Cuerpo de Cristo ", ha dicho el Papa argentino.

Además, ha subrayado que "la misma gravedad, por analogía, debe ser imputada a todos los atropellos de la libertad y la dignidad de cada ser humano, mar un nacional y un extranjero". De este modo, ha constatado que el tráfico de personas, en sus múltiples formas, es una herida "en el cuerpo de la humanidad contemporánea". Finalmente, ha enfatizado que "queda mucho por hacer" ante un fenómeno "tan complejo como oscuro" y ha sido invitado a continuar con la coordinación de "diversas oportunidades pastorales, tanto a nivel local como internacional".

Precisamente, el Papa encargó la preparación de los textos para la Vía Crucis en el Coliseo a Sor Eugenia Bonetti, misionera de la Consolata y presidente de la Asociación 'Slaves no more' (Nunca más esclavas).

Bonetti, que desde hace dos años combate en primera línea se trata de las mujeres, sobre todo los migrantes que han caído las víctimas de las redes de tráfico de personas, fundó en 2012 esta asociación en Italia que lucha contra cualquier forma de violencia, abuso y Discriminación contra las mujeres. La monja italiana será una de las participantes de esta conferencia internacional.


Fuente: Europa Press