Lunes 27.05.2024

Un gesto para animar a sacerdotes ancianos

El Papa sale del Vaticano para visitar a curas en una parroquia

El pontífice llegó hasta el templo romano y mantuvo una charla de casi dos horas con unos 70 curas, con más de 40 años de ordenación. Le contaron algunas de sus dificultades y Francisco los alentó a unirse al "coraje juvenil" para seguir adelante juntos.
Comparte

El Papa Francisco volvió a visitar una parroquia de Roma para reunirse con sacerdotes ancianos, con más de cuarenta años de ordenación y como ya había hecho en los meses pasados en otras zonas de la capital italiana.

El Papa llegó poco antes de las cuatro de la tarde a la parroquia de San Giuseppe al Trionfale, no muy lejos del Vaticano, para reunirse con aproximadamente 70 sacerdotes de la diócesis de Roma.

A su llegada saludó en silla de ruedas a las cientos de personas que se agolparon alrededor de la parroquia romana y después en su interior, Francisco dirigió unas palabras a los presentes, agradeciendo su acogida e instándoles a ser "testigos de la memoria", que "deben unirse con el coraje juvenil y seguir adelante juntos", informó la oficina de prensa del Vaticano.

Durante la conversación entre los sacerdotes y el papa se abordaron temas pastorales, el compromiso en la diócesis y en las parroquias de Roma y el papa subrayó el valor del trabajo del párroco y del sacerdote en la calle, la importancia de utilizar gentileza para guiar el rebaño: "Cuando la gente ve la gentileza del pastor, la gente se acerca", dijo.

En el diálogo "surgieron algunas de las dificultades de los sacerdotes mayores: la soledad después de años de vivir entre la gente, la dificultad para afrontar el cambio".

Al final de casi dos horas de conversación, el Papa Francisco agradeció el diálogo, instando a los presentes a no cansarse, a orar y acompañar a las iglesias.

Después de saludar individualmente a los sacerdotes, el Papa se detuvo en la iglesia con alrededor de 70 niños de la Primera Comunión, 100 niños del cercano colegio San Giuseppe y un grupo de alrededor de un centenar de fieles.

Francisco, de 87 años, y con problemas de movilidad, comenzó hace algunos meses a visitar las parroquias de Roma y su última salida había sido el 3 de mayo a la iglesia de Santa Cruz de Jerusalén y la próxima etapa, según anunció este martes el Vicariado, será el 29 de mayo con un encuentro con los sacerdotes con diez años de ordenación.

Fuente: EFE