Miércoles 10.08.2022

A 2 años de la explosión del puerto de Beirut

El Patriarca armenio agradece al Papa su preocupación por el Líbano

Su Beatitud Raphaël Bedros XXI expresó su confianza en que la justicia celestial triunfará en el “País de los Cedros”, afligido por la crisis económica, política y social, agravada por las consecuencias del trágico accidente ocurrido en agosto de 2020.
Comparte

Su Beatitud Raphaël Bedros XXI Minassian, Patriarca de la Casa de Cilicia de los Armenios, elogió y agradeció en una nota las palabras del Papa Francisco por el segundo aniversario de la explosión del 4 de agosto en el puerto de Beirut y expresó su solidaridad con las familias y las víctimas.

El 4 de agosto de 2020 ocurrió la devastadora explosión en el puerto de la capital libanesa. Más de 250 personas perdieron la vida, más de 6 mil resultaron heridas, 330 mil tuvieron que abandonar sus hogares. Un episodio que hundió la economía del “País de los Cedros”, en el que la verdad pugna por emerger y por la que el Papa lanzó ayer un llamamiento en la audiencia general en el Vaticano.

Incluso antes del incidente, el Líbano sufría una profunda crisis económica. El país registró niveles récord de desempleo, un crecimiento letárgico y mantuvo uno de los índices de deuda más altos de todo el Medio Oriente.

Sorprendentemente, una investigación sobre la causa de la explosión se ha visto obstaculizada por la intromisión política y ningún estado oficial aún se ha responsabilizado por la tragedia. La semana pasada, varios de los silos de granos dañados que se convirtieron en un símbolo sombrío del desastre se derrumbaron, mientras otros están a punto de romperse. 

En ese contexto, el Patriarca armenio expresó la esperanza de que el Líbano continúe, con esperanza y fe (y con la ayuda de la comunidad internacional), hacia la consecución de la deseada justicia para cada persona.

"Sentimos un gran dolor y consternación por el sufrimiento del pueblo libanés tras la explosión de hace dos años que mató a cientos de inocentes y dejó a miles de personas sin hogar y sin trabajo, agravando aún más la situación socioeconómica de las familias. Pero todos confiamos en que la justicia celestial triunfará para revelar la verdad sobre quién estuvo detrás de una de las mayores explosiones de la era moderna", dijo Su Beatitud Rafael Bedros XXI, pidiendo a Dios que tenga piedad de los mártires y conceda paciencia y consuelo a las familias y al Líbano seguridad, esperanza y fe.

Fuente: Vatican News