tras manifestaciones anti-gubernamentales

El Patriarcado caldeo pide solución a la crisis en Irak

La Iglesia iraquí expresó su preocupación por la situación y llamó a obrar a favor del «bien común» y promover el diálogo. Resaltóla urgencia de avanzar en la reconstrucción del país, luchar contra la corrupción y favorecer el «retorno de los evacuados».
Comparte

El Patriarcado caldeo en Irak ha mostrado su preocupación por la situación en el país tras las manifestaciones anti-gubernamentales, que se han saldado con más de cien víctimas mortales, así como una multitud de heridos y ciudadanos arrestados. Pide obrar a favor del «bien común» y promover el diálogo para alcanzar «soluciones satisfactorias» dando cauce a las «legítimas peticiones» de los manifestantes.

Además, ha recalcado la importancia de la lucha contra la corrupción, un elemento que «contradice los valores» de todas las religiones y que está detrás de los «fracasos» de todas las reformas. A ello hay que añadir la urgencia de avanzar en la tarea de reconstrucción del país tras las recientes guerras, así como favorecer el «retorno de los evacuados».

«Nuestra gran esperanza», concluye la Iglesia iraquí «es que los jóvenes en la calle lleven a cabo protestas pacíficas, evitando ser instrumentalizados o politizados». Y a los responsables del gobierno, se les pide que realicen la tarea de «presentar soluciones sabias» para resolver «la complicada situación actual». El saldo actual de las manifestaciones y la actuación policial es de 110 muertos y 6.107 heridos, de los cuales 1.200 pertenecientes a las fuerzas de seguridad.

Fuente: Info Católica