LA VISITA del papa a asis

“El peligro de la mundanidad”

Comparte

“La Iglesia debe despojarse de un peligro gravísimo, el de la mundanidad”. Hecha en la tierra de San Francisco de Asís, la advertencia del Papa –acompañada de otras muy críticas al materialismo- resonó con fuerza el jueves pasado, durante
la festividad del santo patrono italiano. La visita del Pontífice a Asís (segundo viaje que hace como Papa dentro de los límites de Italia), fue seguida con el especial interés que despertaba su presencia donde se urdió la historia del santo
del que adoptaría su nombre actual. “Estoy aquí no para ser noticia, sino para indicar que ésta es la vía cristiana, la que recorrió San Francisco”, dijo el Pontífice ante un grupo de pobres, desocupados y sin techo. Más tarde, mantuvo un emocionante encuentro en el Instituto Seráfico, un centro que atiende a chicos y jóvenes discapacitados. En el marco de una agenda bien apretada, Francisco visitó también la Iglesia de San Damián, aquella que el santo de Asís reconstruyó,
y donde recibiría al fin la señal de Jesús para la “reconstrucción de la Iglesia”. Antes de la misa en la basílica de Asís, Francisco rezó frente a la tumba del “poverello”.