Ante la polémica que suscitó

El presidente de Cáritas defendió su presencia en un acto de Alberto F.

El obispo Tissera dijo que asistió porque consideró que la convocatoria no era política, sino multisectorial para presentar un plan contra el hambre. Señaló que también concurrió a otras del Gobierno. Y subrayó que la Iglesia no está con ningún partido.
Comparte

El obispo de Quilmes y presidente de Cáritas, monseñor Carlos Tissera, justificó su presencia en el acto de presentación de un plan contra el hambre que realizó el lunes pasado el candidato presidencial por el Frente de Todos, Alberto Fernández, y buscó desligarla de una actitud partidaria. Fue en respuesta a la polémica que generó su asistencia por tratarse de una iniciativa concretada durante la campaña electoral, que demanda una prescindencia de los clérigos. 

“Pese a que algunos sectores políticos y medios lo han querido presentar como partidario, el acto fue exclusivamente para presentar propuestas de ‘Argentina sin hambre’, y para eso he acudido”, dijo Tissera. Y enfatizó: “Acá no se trata de estar del lado de partidos políticos, porque la iglesia no hace opciones partidarias. Sí, a favor de los más débiles y desprotegidos. En especial –subrayó-, en una emergencia debemos superar la mirada partidaria”.

Tissera dijo que concurrió al acto por invitación de Daniel Arroyo, referente en materia social del Frente de Todos y creador del plan alimentario, ocasión en la que se detalló que el plan incluye un Consejo Federal “Argentina Contra el Hambre”, un Observatorio “Argentina sin Hambre”, un acuerdo entre el Estado, las empresas y los movimientos de la economía popular para el acceso a los alimentos básicos, además de una Ley de Góndolas.

En declaraciones al portal católico Vida Nueva, Tissera dijo que se trató de una convocatoria a la sociedad civil para hacer un acuerdo básico ante una problemática fundamental y señaló que en la Conferencia Episcopal “analizamos que Cáritas debía estar presente, ya que estaba convocada como otras iglesias, sindicatos, sectores económicos y productivos. Nos preocupa que con el paso de los días nos olvidemos del hambre”. 

Apuntó que Cáritas –que atiende numerosos comedores comunitarios en todo el país- también participó de convocatorias de carácter social del Gobierno nacional y de la provincia de Buenos Aires. “Hemos tenido reuniones con la Ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y la gobernadora María Eugenia Vidal porque Cáritas articula muchos programas, en orden a la alimentación con el Gobierno”.

“Cáritas no tiene otro objetivo, ni tampoco ninguna pretensión partidaria, sino que quiere estar presente en todo ámbito que signifique el servicio a los más humildes, a los más pobres. Y sirve a todos sin distinción de partidos políticos”, dijo. Y recordó: “La prédica del Papa Francisco nos invita a estar del lado de los indefensos, de modo que la iglesia siempre estará apoyando a los más frágiles”.

Con respecto a la grieta que divide a una parte de la sociedad, Tissera expresó que en la última peregrinación juvenil Luján, el obispo de Morón, Jorge Vázquez, abogó en la misa central por ‘una Argentina sin grietas’. “La Iglesia argentina anima a superar los enfrentamientos, a aportar lo mejor, a presentar instancias superadoras”, afirmó.

Fuente: Clarín y VR