OPINION - AUTOR: DANIEL GOLDMAN

El real sentido de la existencia

Por: Daniel Goldman

Es el interrogante que plantea el nuevo año que la comunidad judía celebra el 29 y 30.
Comparte

Un nuevo año se avecina para la comunidad judía. Según la tradición del pueblo de Israel se trata del 5772. La pregunta que me hacen siempre es ¿qué se toma como inicio? Respondo: La Creación del mundo. Pero ¿el cálculo no se contradice con las pesquisas científicas que atribuyen a esta creación millones de años? Respuesta afirmativa. Entonces ¿Cómo se resuelve este dilema? Vale la pena permitirnos 2 lecturas sobre el tema. Ante la primera, el investigador Moshe Tz. Segal en su libro Introducción a la Mishná (en hebreo) dice ques e fijó la fecha en el período Talmúdico (aprox. año 200 e.c.) sumando las generaciones anteriores que aparecen en el texto bíblico, hasta tiempos de Adán y Eva, resultando que era entonces el año 3950 del calendario hebreo. Pero el tema es más profundo. Y ahora viene la segunda respuesta: La tradición religiosa judía debe ser concebida desde una categoría simbólica. Es decir, que los relatos de la Biblia no compiten con la geología, arqueología o antropología. Son para comprender otros valores fundamentales. La pregunta en esta fiesta no es: ¿hace cuantos años que el hombre está en este mundo?, sino ¿para qué estamos en el cosmos, y cuál es nuestra función en esta tierra? En este sentido, el mismo texto del Génesis brinda una de las respuestas: Para trabajarla y cuidarla, siendo socios con Dios en su creación y recreación. Cada inicio de año, los judíos celebramos esta fecha alrededor de esta pregunta tan importante. Y para no extraviarnos en la vida, retornamos al foco de la respuesta, renovando el compromiso de sentirnos integrados a la misión para la que fuimos creados. “Shana Tová”, nuestro saludo tradicional, es el deseo de un buen año, tanto como lo fue para el primer varón y la primera mujer, que se maravillaron de  todo lo bueno que había a su alrededor, al abrir sus ojos.