Debate abierto en Italia

El Vaticano choca con la derecha por 'bono' para casarse por iglesia

Legisladores de la coalición gobernante proponen dar 20 mil euros a parejas menores de 35 años que se casen por el rito católico. Un funcionario vaticano la rechazó al considerar que el matrimonio sacramental "va más allá de cualquier cuestión económica".
Comparte

El Vaticano salió a criticar el proyecto de un grupo de diputados de la Liga, socio de la coalición de derecha, que propone un bono de hasta 20 mil euros para aquellas personas que se casen por iglesia, afirmando que ese tipo de decisión "va más allá de cualquier cuestión económica".

Cinco diputados del partido liderado por Mateo Salvini, que conforma la alianza gubernamental con a la primera ministra Giorgia Meloni, presentaron el proyecto para las parejas menores de 35 años que se casen sólo por el rito católico. El monto está pensado para los "gastos documentados relacionados con la celebración de una boda religiosa como invitaciones, decoración floral, ropa de los novios, servicio de catering, de peluquería y de fotografía".

Tras salir la noticia a la luz, el arzobispo Vincenzo Paglia, presidente de la Academia Pontificia para la Vida, se mostró en contra de la iniciativa y afirmó que espera que "el creyente que elige celebrar su matrimonio en la iglesia, no se convencerá por las deducciones económicas".

"El matrimonio cristiano es una elección de amor para formar una familia, una elección de fe, libre. El matrimonio es para la iglesia un sacramento, y un sacramento no se puede comprar", dijo Paglia en una entrevista que brindó al medio italiano Corriere della Sera.

En esa línea, manifestó que la elección de un matrimonio eclesiástico "es de amor absolutamente libre de otros condicionamientos, y va más allá de cualquier cuestión económica". Sobre el fenómeno que indica una crisis de los matrimonios religiosos, pero también civiles, en Italia opinó que "es necesario pensar en un sistema que apoye las uniones estables".

Por último, pidió que el Estado trabaje en una propuesta "desde el punto de vista de la igualdad de todos los ciudadanos" para apoyar a las familias sin "importar su religión, como establece la Constitución italiana".

La iniciativa presentada por los legisladores de La Liga también aclara que antes de "dar el sí quiero", los novios deben presentar una prueba de que no ganan más de 23.000 euros entre los dos y se les aplicaría una desgravación del 20% en los gastos de la boda religiosa.

Fuente: Agencias