Domingo 14.07.2024

para la canonización de Mama Antula

Emotivo encuentro del Papa con los argentinos que fueron a Roma

Por: Sergio Rubin

Claudio Perusini, quien recibió el milagro de la beata, viajó con su familia, además de unos 70 descendientes indirectos de la nueva santa que suma el país. "Que su ejemplo les ayude a ser signo de amor y ternura entre nuestros hermanos", animó Francisco.
Comparte

Esta vez no fue la “Sólo le pido a Dios” entonada por su intérprete original León Gieco con ocasión de un encuentro de creyentes argentinos de diversas religiones, sino "Zamba de mi Esperanza", interpretada por Manuel Wirtz y León Dan la canción que cerró el también emotivo encuentro del Papa Francisco con 150 peregrinos de su patria que asistirán este domingo a la canonización de la primera santa argentina, María Antonia de Paz y Figueroa, popularmente conocida como Mama Antula.

En el encuentro, realizado en la Sala Clementina del Vaticano, el pontífice exhortó a tomar el ejemplo de la santa en cuanto a su “opción por los últimos”. Y afirmó que "la caridad de Mama Antula, sobre todo en el servicio a los más necesitados, hoy se impone con gran fuerza, en medio de una sociedad que corre el riesgo de olvidar que el individualismo radical es el virus más difícil de vencer. Engaña. Nos hace creer que todo consiste en dar rienda suelta a las propias ambiciones".

"Que su ejemplo les ayude pues a ser ese signo de amor y ternura entre nuestros hermanos", exclamó el pontífice que tenía a su lado al arzobispo de Buenos Aires -los restos de Mama Antula descansan en la iglesia porteña de La Piedad-, Jorge Ignacio García Cuerva y los obispos de Santiago del Estero -de donde era oriunda la santa-, Vicente Bokalic; de Quilmes -y presidente de Cáritas-, Carlos Tissera, y el secretario general del Episcopado, monseñor Alberto Bochatey.

"Recordemos también que el camino de la santidad implica confianza, abandono, como cuando la beata María Antonia llegó sólo con un crucifijo y descalza a Buenos Aires, porque no había puesto su seguridad en sí misma, sino en Dios, confiaba en que su arduo apostolado era obra de Él", pidió.

Para Francisco, "en este sentido, otro mensaje que nos da la beata en nuestro mundo de hoy es el de no rendirnos frente a la adversidad, no desistir en nuestros buenos propósitos de llevar el Evangelio a todos, a pesar de los desafíos que esto pueda representar".

El domingo en la basílica de San Pedro, Mama Antula será reconocida como santa después de que en octubre pasado Francisco aprobara un milagro de Dios atribuido a su "intercesión" en la sanación de Claudio Perusini, un docente que sufrió un ACV, que estaba en el encuentro.

María Antonia de Paz y Figueroa había sido beatificada en 2016 en Santiago del Estero, después de que se le atribuyó un primer milagro, la curación de una monja a principios del siglo XX.

En 2010, Benedicto XVI había dado el primer paso hacia la canonización de Mama Antula al considerarla "venerable" tras reconocer que "practicó las virtudes cristianas en grado heroico". 

Fuente: VR