Lunes 27.05.2024

sacerdote salva a los estudiantes

Extremistas armados atacan por la noche escuela católica en Nigeria

El padre Emmanuel Ogwuche, director de la escuela secundaria Father Angus Frazer Memorial en Makurdi, apagó rápidamente todas las luces del edificio después de escuchar disparos afuera, impidiendo que los terroristas encontraran su camino al interior.
Comparte

La rapidez de pensamiento de un director ayudó a salvar las vidas de estudiantes que dormían después de que extremistas armados irrumpieran en una escuela secundaria en el Cinturón Medio de Nigeria la noche del martes 7 de mayo.

El padre Emmanuel Ogwuche, director de la escuela secundaria Father Angus Frazer Memorial en Makurdi, apagó rápidamente todas las luces del edificio después de escuchar disparos afuera, impidiendo que los terroristas encontraran su camino hacia el interior de la escuela.

Un oficial del Cuerpo de Seguridad y Defensa Civil de Nigeria que custodiaba la escuela en el estado de Benue “saltó la valla” y “los hombres armados fueron tras él, pero logró escapar” sin heridas mortales, dijo el padre Moses Iorapuu, director de Comunicaciones Sociales en la diócesis de Makurdi.

El padre Iorapuu dijo que extremistas no identificados abrieron fuego en la escuela católica mixta mientras los alumnos dormían dentro del edificio: “Hubo tantos disparos y estuvieron disparando durante mucho tiempo. Tuvimos suerte, el Señor fue bueno con nosotros y ningún estudiante resultó herido”.

El padre Iorapuu explicó que la escuela está cerrada temporalmente y los estudiantes han sido evacuados como “medida preventiva para garantizar la seguridad de los niños y evitar lo que podría haber sido un desastre inimaginable”. Y añadió: “La gente se está acostumbrando a estos ataques. La respuesta del gobierno ha sido bastante mediocre».

El sacerdore contó que los alumnos están “traumatizados” y “hay miedo” de nuevas atrocidades: “Este ataque fue el primero de este tipo que hemos experimentado. Han atacado a feligreses, agricultores y aldeanos antes, pero ahora han mejorado su juego y atacaron una escuela. No estamos seguros de qué va a pasar a continuación". Añadió que la policía tardó mucho en responder: “cuando llegaron, los atacantes habían desaparecido”.

La escuela secundaria Father Angus Frazer Memorial está ubicada en el área de la Fase 3 de Makurdi, un distrito conocido por los asesinatos y secuestros cometidos por presuntos militantes fulani. El padre Iorapuu dijo que la diócesis de Makurdi ha reforzado la seguridad en los edificios de la Iglesia y ha hecho un llamamiento a las autoridades para garantizar la seguridad de los ciudadanos.

Agregó que espera que el gobernador del estado “despierte a la realidad de lo que estamos enfrentando”. Concluyó: “Este ataque ocurrió en la capital del estado de Makurdi y si no hay medidas de seguridad para proteger nuestras escuelas, entonces tendremos que suspender nuestras actividades porque no sabemos qué escuela será el próximo objetivo. Esperamos que haya una reacción y que este ataque a la escuela finalmente impulse al gobierno a actuar".

Fuente: ZENIT