PACTO DE FIDELIDAD DE LOS SALTEÑOS

Fiesta del Milagro: El arzobispo pide reabrir el debate por el aborto

Mario Cargnello instó a las autoridades a contemplar esa posibilidad "sin tomar partidos por ideologías" o al menos reglamentarla para evitar "excesos" como en casos recientes. También pidió perdón por abusos de menores en instituciones religiosas.
Comparte

El arzobispo de Salta, Mario Cargnello, solicitó este miércoles reabrir la posibilidad de debatir la ley del aborto, pidió perdón por el abuso de niños en instituciones cristianas, exhortó a considerar la educación una prioridad de la Nación y lamentó la exclusión social económica durante el acto de renovación del Pacto de Fidelidad con el Señor y la Virgen del Milagro que se realizó sin feligreses en esa provincia.

“Permítanme destacar con el Papa la situación de la gran cantidad de niños que nacen fuera del matrimonio, que crecen sin la contención de papá y mamá. ¿Qué decir de los niños explotados sexualmente o que, incluso en lugares en los que deberían ser contenidos sufren la humillante experiencia del abuso sexual, en la familia, escuelas, comunidades o instituciones cristianas? Perdón a los niños por ello”, sostuvo.

Cargnello formuló estas afirmaciones en el acto de Renovación del Pacto de Fidelidad con el Señor y la Virgen del Milagro, que se realizó la tarde de este miércoles, en el marco de la procesión del Milagro, considerada una de las fiestas religiosas más convocantes del país, y que este año se realizó sin el seguimiento de fieles por el contexto de pandemia.

“Reconocemos una situación de crisis que marca nuestro tiempo, que se ha visto agravada por la pandemia”, expresó el arzobispo de Salta, para quien “vivimos en un mundo marcado por una decadencia cultural que no promueve el amor y la entrega”.

En este marco, comentó que “son muchas las notas de nuestra época que afectan a la vida de familia”, como “el descenso demográfico, el debilitamiento de la fe y de la práctica religiosa, una mentalidad antinatalista, la falta de vivienda digna”.

“Frente a ello, el Papa pide a las familias ser familias según el proyecto de Dios”, señaló, tras lo que exhortó a los jóvenes a “vencer el miedo al sacramento del matrimonio” y aseguró que “el amor siempre da vida”.

Por otro lado, consideró que “todos debemos aportar al crecimiento de la vida eclesial de Salta y del país” y consideró que “no podemos servir a nuestras ambiciones personales dejando a nuestro paso injusticia, pobreza y exclusión”.

“A la luz de esta enseñanza del magisterio pontificio, me atrevo a clamar a quienes tienen la autoridad para hacerlo que se adviertan las consecuencias de la evidentemente injusta ley del aborto y que se animen a reabrir la posibilidad de debatirla sin tomar partidos por ideologías", dijo el arzobispo.

Pidió al menos "que la reglamenten para evitar los excesos que terminan dejando a un bebé sin vida, como nos han hecho conocer la triste noticia que nos colocó en la escena nacional".

Del mismo modo, Cargnello pidió que “se tome en serio la situación de los numerosos hermanos a los que este caminar sin rumbo va dejando en el camino hasta la exclusión social y económica”.

“También pido por los niños y jóvenes que tienen derecho a la educación. Debemos volver a cuidar como prioridad de la Nación, la educación integral de todos los jóvenes y los niños. En esto no podemos enfrentarnos”, expresó.

Tras su homilía, que se desarrolló en el monumento 20 de Febrero, de la capital salteña, se rezó la oración de la renovación del Pacto de Fidelidad con el Señor y la Virgen del Milagro, y las imágenes religiosas emprendieron su regreso a la catedral basílica.

El año pasado, esta procesión, que generalmente convoca a unas 800 mil personas, no se realizó por la pandemia, mientras que en esta edición, por la situación epidemiológica, la Iglesia, el Gobierno provincial y la Municipalidad diagramaron un intenso operativo de seguridad socio sanitaria, con protocolos, aforos y sin el seguimiento de fieles.

Poco antes del regreso de las imágenes peregrinas, que recibieron el saludo de miles de salteños a su paso, salieron del templo mayor de Salta las imágenes originales del Milagro, junto a la Cruz Procesional y a la Virgen de las Lágrimas, para iniciar el tradicional recorrido hacia el monumento 20 de Febrero.

Durante la madrugada se registraron algunos roces menores entre fieles que querían acceder a la Catedral en lo que antes era la noche del peregrino, y efectivos policiales que formaban parte del amplio operativo de seguridad implementado para garantizar el cumplimiento de las medidas sanitarias durante el desarrollo de esta convocante y tradicional fiesta religiosa.

Por esta celebración, que recuerda la intercesión milagrosa de la Virgen y la protección del Santo Cristo crucificado durante los temblores que azotaron la región en 1692, cada 15 de septiembre es feriado provincial en Salta.

Fuente: VR y Télam