Cultivar valores para el beneficio comunitario

Finlandia apuesta por la Religión para prevenir violencia en las aulas

Desde hace décadas su dictado es obligatorio para los hijos de las familias luteranas, fe que profesa el 70% de la población finlandesa, y la formación religiosa, sea la que sea, puede ser solicitada por el resto de los alumnos y tiene subvención estatal.
Comparte

Finlandia ha sido durante años el ‘faro educativo’ de Europa. Los informes de la OCDE han consagrado reiteradamente el modelo educativo del país nórdico como referente a seguir. Los ingredientes de su fórmula de éxito son variados: educación gratuita, buena formación del profesorado y prácticas pedagógicas tradicionales en contraposición con las nuevas tendencias pedagógicas.

Otro aspecto que confiere valor añadido a esta ‘escuela de lento cocinado’ del que se ha hablado menos es, según destacan los expertos, el trato que históricamente se ha dado a la asignatura de Religión en las aulas.

En el país nórdico la religión computa en el expediente, es materia de Selectividad y es obligatoria para los hijos de las familias inscritas en la Iglesia Luterana. El resto de alumnos que deseen formación religiosa (católica, musulmana, etc..) pueden solicitarla y con solo tres peticiones, no solo en un centro sino en una misma área, tienen garantizada la asignatura de forma totalmente subvencionada por el Gobierno y dentro del currículo.

El respeto hacia la asignatura en la escuela de un país como Finlandia con una Iglesia de Estado, la luterana, a la que pertenecen, al menos nominalmente, el 70 por ciento de los finlandeses, ha logrado "perpetuar unos valores en los alumnos que ayudan a combatir el individualismo de la sociedad de este país y prevenir la violencia en las aulas", señala en declaraciones al ABC María Gutiérrez Arana, profesora de religión católica en Finlandia desde hace 20 años.

Sabe de lo que habla. En sus clases acoge a alumnos de diferentes etnias y procedencias (vietnamitas, iraquíes, americanos, africanos.,,,). "A todos les ayudo a aceptar sus raíces. Es importante saber quién es uno para encajar bien en una nueva cultura", señala la docente.

Las estadísticas refrendan las bondades del modelo finlandés, donde las agresiones y amenazas a profesores son escasas y se deben "exclusivamenten a problemas de aislamiento, de soledad y de pérdida del sentido de la vida en la juventud".

"Las autoridades educativas de Finlandia tratan de prevenir estos problemas con la ayuda de la enseñanza de la religión luterana, ortodoxa, católica y musulmana en las escuelas, respetando el derecho de los padres a decidir la educación que quieren para sus hijos", dice la docente.

"Si cuidáramos la asignatura de Religión en la escuela se combatiría la pérdida de valores del alumnado y se minimizaría, como consecuencia, el impacto de la violencia en las aulas. No solo beneficiaría al estudiante sino a toda la comunidad educativa", afirma Gutiérrez.

Fuente: ABC