Surgido de una investigación periodística

Francia: Un libro denuncia abusos sexuales de maestros budistas

"Bouddhisme, la loi du silence" pone al descubierto, con testimonios de las víctimas, los delitos sexuales perpetrados durante 50 años en centros de tradición tibetana europeos. También cuestiona "el silencio y la inacción durante décadas" del Dalai Lama.
Comparte

Tampoco el budismo parece haber escapado a la lacra de los abusos sexuales, psicológicos y malos tratos a sus miembros. La conocida como "religión de la felicidad", que ha ido arraigando en Occidente y de la que se han declarado seguidoras numerosas celebrities, tiene un lado oscuro que acaba de salir a luz en Francia en el libro Bouddhisme, la loi du silence.

Se trata, como informa el diario La Croix, de una profunda investigación que desvela las sombras de varios centros de tradición tibetana en Europa y cuestiona “el silencio y la inacción durante décadas del Dalai Lama -al que una veintena de maestros budistas le pidieron, ya en 1993, que condenara públicamente la actuación de ciertos maestros en Occidente”.

Después de once años de investigación, la periodista Élodie Emery y la documentalista Wandrille Lanos “han escrito un escalofriante relato -apoyado en 32 testimonios de víctimas, algunos de ellos nunca antes publicados- sobre el funcionamiento oculto de un sistema que, durante más de cincuenta años, ha encubierto las acciones desviadas de eminentes maestros budistas”.

Así se da cuenta de casos que involucran directamente a destacadas personalidades del budismo, como el Lama Sogyal Rimpoché, fundador de una docena de centros en Europa, “que vivía rodeado de un harén de ‘dakinis’, jóvenes mujeres a las que trataba, con el conocimiento de muchos, como esclavas sexuales, y a las que no dudaba en golpear”, justificando tal actuación “con el falso concepto de ‘sabiduría insensata’, que supuestamente aceleraría la consecución de la iluminación”.

Aparece también el llamado "caso OKC", que toma el nombre del centro fundado a principios de los años 70 por el gurú belga Robert Spatz, “que instaba a sus discípulos a confiarle sus hijos... exponiéndolos a violaciones y abusos, en la finca Château-de-Soleils (Alpes-de-Haute-Provence)”.

Antony Boussemart, presidente de la Unión Budista de Francia (UBF), ha reconocido el "trabajo saludable" de esta investigación y ha afirmado que la comisión de ética de la UBF “continuará su trabajo para evitar estas derivas durante una jornada legal en noviembre”.

Fuente: Agencias