Miércoles 24.04.2019

EN OTRO VIERNES DE LA MISERICORDIA

Francisco acaricia el dolor de los enfermos de Alzheimer

En una visita inesperada al Villaggio Emanuele, en la periferia de Roma, el pontífice alerta sobre la "exclusión social y soledad" que padecen los pacientes con esta enfermedad degenerativa, y sobre la desorientación y sufrimientos de sus familiares.
Comparte

El papa Francisco realizó una visita sorpresa a personas enfermas de Alzheimer en el marco de otro “Viernes de la Misericordia”, la actividad pastoral impulsada en 2016 por el pontífice durante el Jubileo de la Misericordia.

El Papa salió de la Casa Santa Marta a las 3:30 p.m. (hora de Roma) y se dirigió al “Villaggio Emanuele”, una institución destinada a personas con Alzheimer ubicada en la periferia romana.

El Vaticano informó en un comunicado que este lugar está organizado “como un pueblo y sus habitantes pueden vivir en condiciones normales, prosiguiendo muchos aspectos de su vida diaria, necesarios para aquellos que viven esta patología difícil, creando y manteniendo así un puente de comunicación con el exterior”.

El “Villaggio Emanuele” que visitó el Papa Francisco está formado por 14 casas, cada una con capacidad para seis personas, pero también hay un mini supermercado, un bar, un restaurante y un salón de belleza. Además cuenta con médicos, psicólogos, fisioterapeutas, entre otros profesionales sanitarios.

El Santo Padre llegó en coche al patio de “este pueblo” y fue “motivo de sorpresa y alegría para los residentes”, con quienes conversó y a algunos de los cuales visitó también en sus habitaciones. 

“Con esta visita el Papa ha querido evidenciar el interés por la condición de exclusión social y de soledad que una enfermedad como el Alzheimer puede generar en las personas que la padecen así como de desorientación, malestar y sufrimiento en sus familiares”, destacó la nota vaticana.

Fuente: Agencias