Jueves 25.07.2024

A RAÍZ DE SU INTERNACIÓN DEL 29 DE MARZO

Francisco acudió al Policlínico Gemelli para un chequeo previsto

El pontífice estuvo media hora en el centro médico y se realizó un chequeo consistente en un examen de medicina nuclear para proporcionar información sobre los órganos y tejidos. El Vaticano afirmó que estaba programado de antemano.
Comparte

El Papa Francisco ingresó esta mañana en torno a las 10.40 horas en el Hospital Gemelli de Roma para someterse a un chequeo, según ha adelantado ANSA citando fuentes cercanas al Pontífice, que añaden que Bergoglio estaría en el Cemi, el Centro de Medicina del Envejecimiento del policlínico universitario. La visita duró apenas media hora, regresando el pontífice hacia el Vaticano a las 11,20.

El Papa Francisco había sido ingresado en la policlínica romana el pasado 29 de marzo debido a una infección respiratoria. El Pontífice abandonó el hospital tres días después, justo a tiempo para asistir a las celebraciones de Semana Santa.

La visita de este martes es un chequeo médico del Papa que "ya estaba previsto", según apunta el Vaticano y recoge Repubblica. Se trataría de un examen de medicina nuclear necesario para proporcionar información sobre los órganos y tejidos internos. El chequeo del Papa Francisco comenzó a las 10.40 horas y finalizó en torno a las 11.20 horas.

El pasado 26 de mayo el papa tuvo que anular su agenda por tener fiebre, pero el día siguiente reapareció en forma y continuó con sus actividades.

Francisco fue ingresado tres noches a finales de marzo en el hospital Gemelli de Roma por "una pulmonía aguda", según explicó él durante el vuelo de regreso de su viaje a Hungría.

"Lo que he tenido es que me sentí mal después de la audiencia, no quise comer y me fui a dormir, pero no perdí el sentido, sólo tenía fiebre alta", dijo al ser preguntado por los motivos de su hospitalización de tres días en el Policlínico Gemelli de Roma.

Esa fue la segunda vez que Francisco fue ingresado en el Gemelli. La primera tuvo lugar el 4 de julio de 2021, cuando fue operado del colon y quedó hospitalizado durante diez días y tuvo una lenta recuperación.

Desde entonces, el papa también ha padecido un problema en su rodilla derecha que le obliga a andar con bastón o con silla de ruedas, pero ha asegurado en varias ocasión que no se quiere operar.

Fuente: Agencias