el canciller del papa viaja a ucrania

Gallagher: "Estamos ante guerra peligrosa por su dimensión nuclear"

Volvió a avalar que Ucrania se defienda pero "siempre que sea una cosa proporcionada" y alertando de evitar una carrera armamentista. Admitió que los solos gestos del Papa "no alcanzan" y pidió dejar siempre espacio al diálogo.
Comparte

El papa Francisco enviará la semana próxima al canciller del Vaticano, el monseñor inglés Paul Richard Gallagher, a una gira por Kiev que incluirá un encuentro con el responsable de la diplomacia ucraniana, Dmytro Kuleba, adelantaron hoy fuentes oficiales a Télam.

Gallagher viajará el miércoles 18 a la capital ucraniana y el viernes 20 tiene prevista una reunión con Kuleba, en la que transmitirá la disposición vaticana a facilitar cualquier tipo de diálogo que pueda permitir un acercamiento entre Ucrania y Moscú, a pocos días de que el 24 de mayo se cumplan tres meses del inicio de la guerra.

La llegada del secretario para las Relaciones con los Estados de la Santa Sede a Kiev se dará luego de que el Papa haya saludado en la audiencia general de esta semana a las esposas de dos militares ucranianos que permanecen en la acerería Azov, en la sureña Mariupol, convertidos en símbolo de la resistencia del país a la invasión rusa.

Entrevistado por la televisión italiana, monseñor Paul Richard Gallagher afirmó que el Papa Francisco cree que Ucrania tiene el derecho de defenderse, pero es necesario evitar una carrera armamentista.

Gallagher ratificó que el Papa reconoce el valor de un sistema de seguridad y hasta de defensa, siempre que sea una "cosa proporcionada".

Francisco "está muy atento a que no comience una nueva carrera armamentista, y a que se deje espacio siempre al diálogo y a la discusión para llegar a la paz".

Esto vale también sobre la cuestión del envío de armas a Ucrania aprobado por varios países de la OTAN. "Ucrania tiene derecho a defenderse", pero es necesario evitar una carrera armamentista, incluso porque estamos frente a una guerra peligrosa por su "dimensión nuclear".

La posición de la Santa Sede, reafirmó el secretario vaticano, se basa en el apoyo a todo intento de diálogo: es necesario buscar soluciones, "estando siempre a disposición de la comunidad internacional".

Monseñor Gallagher fue consultado sobre si en esta guerra alcanzan las señales de solidaridad, como los viajes de cardenales enviados por el Papa a Ucrania, o que haya recibido a las mujeres de los comandantes del batallón Aozv en la Plaza San Pedro.

"No alcanzan", admitió el prelado, pero son un gesto importante para ofrecer "aliento y esperanza" de parte de un "Papa maestro del gesto", que "tiene una gran sensibilidad por el sufrimiento de la humanidad", dijo.

Desde el inicio del conflicto, la línea del Vaticano es la de pedir un diálogo entre Moscú y Kiev e incluso el pontífice se ha ofrecido a facilitar un acercamiento entre las partes.


Fuente: Telam / ANSA