OPINION - AUTOR: Pbro. Juan Torrela

HECHOS, NO PALABRAS

Comparte

Cuando tuve todas las respuestas me cambiaron las preguntas, solía decir un viejo profesor. En tiempos de cambios agudos, como los actuales, es inteligente estar abiertos a preguntarnos. Y mejor aún si acertamos a formularnos las preguntas  adecuadas. La búsqueda sesiente cómoda en la interrogación. Esto se nota en la capacidad de muchos chicos y chicas que comparten preguntas, que se las formulan al mundo adulto, que plantean 
cuestiones de la vida en sociedad, sin miedos, sin prejuicios, sin agravios inútiles. Y se ponen en camino, comienzan a delinear senderos alternativos, van con olfato tras lo nuevo e intentan comprometerse a partir  de la experiencia. Se animana hacer, les gusta ocuparse, se implican y ponen el cuerpo.
Desde ya que se sienten lejos de teorías de laboratorios pedagógicos. Se cumple lo de los antiguos: res, non verba. Hechos, no palabras.