Polémicos dichos del ex juez en el Vaticano

Independencia de los jueces: Un obispo cruza a Zaffaroni

El diocesano de Villa María advierte que las afirmaciones del exministro de la Corte en cuanto a que los jueces no pueden ser “apartidarios” al dictar sentencia, "no reflejan el pensamiento de la Iglesia y no pasan de ser una opinión personal”.
Comparte

El obispo de Villa Maria, monseñor Samuel Jofré, advirtió que las declaraciones sobre la independencia de los jueces vertidas por el ex ministro de la Corte Suprema de Justicia Eugenio Zaffaroni “no reflejan el pensamiento de la Iglesia y no pasan de ser una opinión personal”, aunque hayan sido dichas en el marco de un encuentro de juristas en una academia pontificia.

El prelado difundió una declaración, después de que Zaffaroni dijo en un congreso en el Vaticano que "cada sentencia es un acto político" y que los magistrados no pueden ser "ni apartidarios ni aideológicos”.

“Las afirmaciones del jurista no reflejan el pensamiento de la Iglesia y no pasan de ser una opinión personal de él, aunque hayan sido dichas en el ámbito de la organización de la academia pontificia”, sostuvo el obispo.

Jofré recordó que respecto a la imparcialidad de los jueces afirma el papa san Juan XXIII: “Exige [el recto ejercicio del poder político] que el poder judicial dé a cada cual su derecho con imparcialidad plena y sin dejarse arrastrar por presiones de grupo alguno”.

Durante su visita al Vaticano en el marco del congreso sobre “Derechos sociales y doctrina franciscana”, Zaffaroni dijo que “cada sentencia es un acto político”.

"Cada sentencia es una acto político. El derecho es lucha, y tenemos que ser partisanos y políticos. Cada sentencia nuestra es un acto político. Porque es un acto de gobierno de la polis. Mentira que podemos ser neutrales, mentira que podemos ser imparciales; imparciales individualmente no podemos ser", planteó el ex magistrado.

En su discurso agregó: "No podemos ser ni apartidarios ni aideológicos (sic), porque no hay ningún ser humano que sea así, y si lo hay, es un ser patológico, no es un juez. Asumamos nuestra responsabilidad, tengamos conciencia de lo que debemos hacer y sigamos luchando".

El evento al que asistió Zaffaroni fue liderado por el obispo argentino Marcelo Sánchez Sorondo y se centró en cómo la Justicia y los jueces pueden ayudar a reorganizar la vida social y económica en los países de América y el resto del mundo.

Fuente: VR y agencias