COINCIDEN CELEBRACIONES JUDÍA E ISLÁMICA

Jerusalén: Nuevos incidentes en la Explanada de las Mezquitas

Las fuerzas de seguridad israelíes chocaron con fieles musulmanes en el lugar de culto más sensible de la Ciudad Santa. Los seguidores del Islam celebran este domingo la fiesta del Sacrificio, mientras que para los judíos es Tisha b'Av.
Comparte

La policía israelí y fieles palestinos se enfrentaron este domingo en la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén, en el primer día de la fiesta musulmana de Aid al Adha (fiesta del Sacrificio), que coincide con la celebración judía de Tisha Beav (El día de Duelo).

En un primer momento, las fuerzas del orden habían bloqueado el acceso al lugar a los judíos para evitar tensiones, pero ante las críticas, volvieron a abrir la única puerta de entrada por la que se accede al recinto.

Tras la oración en la mezquita de Al Aqsa, situada en medio de la explanada, varios palestinos empezaron a cantar eslóganes contra la policía y a lanzar proyectiles en su dirección, según los agentes y un periodista de la AFP en el lugar. Para tratar de dispersar a la multitud, la policía empezó a lanzar granadas aturdidoras.

"Es nuestra mezquita, es nuestro Aíd, pero el ejército ha llegado y ha empezado a golpear y lanzar granadas aturdidoras", declaró desde la mezquita a la AFP Assia Abu Snineh, de 32 años.

La Media Luna Roja palestina informó de 61 heridos, 15 de ellos hospitalizados, en tanto la policía israelí contabilizó cuatro entre sus filas.

Llamado "Noble Santuario" por los musulmanes, y "Monte del Templo" por los judíos, la Explanada de las Mezquitas es el tercer sitio sagrado del islam y el mayor para los judíos. Se encuentra en Jerusalén Este, sector palestino de la ciudad ocupado y anexado en 1967 por Israel, a pesar del rechazo de la mayoría de la comunidad internacional.

Los judíos están autorizados a acudir al recinto en horas precisas, pero no pueden rezar allí, para evitar crear tensiones.

La fiesta judía de Tisha Beav conmemora precisamente la destrucción de sus dos Templos (por los babilonios en 587 a.C. y por los romanos en el año 70 de nuestra era).

Israel considera toda Jerusalén su capital indivisible, mientras que los palestinos quieren que el sector oriental se convierta en la capital del Estado al que aspiran. Los enfrentamientos en esta parte de la ciudad son habituales, y más aún en fechas señaladas.

Aunque las autoridades israelíes controlan la entrada a la Explanada de las Mezquitas, la gestión de este lugar depende de Waqf, una fundación musulmana controlada por el gobierno jordano.

Jordania y la Organización para la Liberación de Palestina(OLP) denunciaron "la agresión" del ejército israelí este domingo en el corazón de Jerusalén.

"Esto nos demuestra la dimensión religiosa del conflicto", reaccionó en un comunicado Ismail Haniyeh, líder del movimiento islamista palestino Hamas que controla la Franja de Gaza.

Fuente: AFP