Jueves 13.06.2024

El arzobispo presidió el acto fundacional

La arquidiócesis de Córdoba creó una vicaría dedicada a los pobres

El nuevo espacio eclesial tiene como visión “encarnar en procesos y acciones transformadoras el rico potencial de santidad y justicia del pueblo de Dios”. Es vicario episcopal el padre Melchor López y responsable de la Comisión de Adicciones Pablo Viola.
Comparte

La archidiócesis de Córdoba creó el "vicariato de los pobres" en el marco de una celebración eucarística en la basílica de La Merced. El nuevo espacio eclesial tiene la visión de “encarnar en procesos y acciones transformadoras el rico potencial de santidad y justicia del pueblo de Dios”.

"Desde su nombre está en el centro, de manera ineludible, quienes son los protagonistas y la razón de ser de este renovado rostro eclesial, vivido en clave de sinodalidad, comunión y participación: los más pobres, priorizando las periferias territoriales y las personas en riesgo social”, resalta los fundamentos de su creación.

El acto fundacional se desarrolló en el templo mercedario, como una forma de reconocer la labor redentora de esta familia religiosa, y está marcado por el agradecimiento por los últimos años de la beatificación de José Gabriel del Rosario Brochero, “amigo de los pobres”. y “pastor con olor a oveja”, y al inicio del novenario patronal a la Virgen de la Merced.

El arzobispo de Córdoba, cardenal electo Ángel Rossi SJ, presidió la celebración eucarística, en la que dije: “La Iglesia elige a los pobres porque es el mandato evangélico. Heredamos del Señor. En Mateo 25 se expresa claramente: Cuidemos de todos, pero nos dirigimos especialmente a los más frágiles. El pobre es Cristo. El Señor está presente en cada uno de nuestros hermanos, los más vulnerables o los más heredados. El desafío es que pongamos en el corazón, que realmente creamos que ellos son, y que nos permitan atenderlos como se merecen

”. de Agregados, al sacerdote Pablo César Viola.

Después de la lectura del decreto canónico de creación, los sacerdotes designados realizaban su profesión de fe pública y firmaban su compromiso en el altar.

Con este gesto, resaltaron las autoridades arquidiocesanas, la Iglesia en Córdoba expresó "una opción preferente de compromiso y lealtad evangélica hacia los pobres".

La Vicaria de los Pobres fue consagrada a Nuestra Señora de la Merced de los Maitines, declarada en 2021 por la archidiócesis de Córdoba como Madre y Patrona de la Libertad y la Vida Amenazada. Sobre el manto de la imagen histórica, confeccionado artesanalmente en cuero y arpillera, se colocó una insignia, la cual fue bendecida en la Eucaristía.

Más información, en www.arzobispadocba.org.ar y redes sociales.

Fuente: AICA