Domingo 14.07.2024

Al igual que ocurrió en la Iglesia católica

La candidatura de Milei también divide a las iglesias evangélicas

La tradicional Federación Argentina de Iglesias Evangélicas (FAIE) había objetado varias de las propuestas más polémcias del libertario. Mientras que la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas (ACIERA), que agrupa a la mayoría, se declaró prescindente.
Comparte

Sergio Rubin

El posicionamiento ante el balotaje y, en particular, ante la candidatura de Javier Milei, no sólo provocó roces dentro la Iglesia católica, sino que también  agitó la interna en el conglomerado evangélico. Así como la Conferencia Episcopal tomó distancia de la afirmación del padre Pepe Di Paola de que un católico no puede votar al libertario, la mayor organización evangélica manifestó su prescindencia partidaria luego de que otra institución protestante prácticamente llamó a no sufragar por Milei.

La Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas (ACIERA) -que agrupa al 85 % de comunidades evangélicas del país- exhortó a los fieles en una declaración a emitir “un voto a conciencia y responsable, de acuerdo a mis principios y pensamientos con los que cada uno se identifica”. A la vez que señaló que “nuestras comunidades de fe contienen la más amplia diversidad de posiciones e ideologías políticas, algo que implica para nosotros una gran riqueza, en tiempos de intolerancia al que piensa distintos”.

“Es por ello -dice ACIERA que jugó un papel relevante en la oposición a la legalización del aborto- que ningún partido político puede representar a las iglesias evangélicas, más allá de los evangélicos que lo integren”. Y si bien elogia a los evangélicos que abrazan la política, recomienda “no mezclar o confundir las funciones pastorales con la vocación por la cosa pública, siendo cuidadosos con la grey y respetando en todo las libertades y elecciones individuales de los creyentes”.

Días antes, la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas (FAIE) -una organización tradicional que cuenta entre sus miembros con la Iglesia Metodista, que sufrió la desaparición de varios de sus referentes durante la última dictadura-  había rechazado una serie de cuestiones polémicas que manifestó en su momento Milei, más allá de que luego las relativizó o consideró que habían sido malinterpretadas como a portación de armas y la venta de órganos.

“Rechazamos cualquier proyecto que promueva la libre portación de armas. Más armas es más violencia”, dice FAIE en una declaración. Además, destaca la "sacralidad del ser humano. Somos Templo del Espíritu Santo. Por lo tanto -completa-, ni las personas, ni parte alguna de su cuerpo pueden ser compradas o vendidas”.

También subraya que “la sangre de las víctimas de los crímenes de lesa humanidad perpetrados por la última dictadura en nuestro país rige clamando al cielo por Memoria, Verdad y Justicia”, en una implícita referencia crítica a la posición de la candidata a vicepresidenta de La Libertad Avanza, Victoria Villarruel.

Fuente: VR